arroces
  • |
Región Digital

Un poquito de historia

07 junio 2019

Un poquito de historia

Hoy me apetecía mucho contaros un poquito sobre la historia de la favela de Maré, el lugar donde desarrollamos nuestro trabajo desde hace 5 años

Hoy me apetecía mucho contaros un poquito sobre la historia de la favela de Maré, el lugar donde desarrollamos nuestro trabajo desde hace 5 años.

El texto no es de mi autoría, es de un gran conocedor de estos asuntos , se llama Simon Marijsse. Os dejo con sus palabras.

 

Hoy el Complejo de la Maré es una aglomeración de 16 favelas en la Zona Norte de Río, el mayor complejo de favelas de la ciudad. Sus delimitaciones geográficas son definidas por la Bahía de Guanabara y tres vías expresas: Línea Roja, Línea Amarilla y Avenida Brasil.En el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, fue reconocida oficialmente como barrio en 1994. A pesar de que 130.000 individuos tienen historias y perspectivas únicas, Cesar da Silva afirma: "hay algo de universal en esa historia que atraviesa todas las comunidades de la Maré".

 

En la era pre colonial, esa región era un lugar tranquilo: un archipiélago de nueve islas en la Bahía de Guanabara, donde pescadores vivieron por más de 8.000 años. Sus memorias ancestrales todavía se reflejan en los nombres de los barrios actualmente, como Inhaúma, Timbau y Pinheiro.

 

En la primera mitad del siglo XX, el Estado Nuevo formado en el gobierno Getúlio Vargas tenía proyectos visionarios para ese pantano: un gran anillo industrial. En 1946 la vía expresa Variante Río-Petrópolis, posteriormente llamada de Avenida Brasil, fue construida para mejorar la conexión entre el Centro y los suburbios. Este vasto esfuerzo trajo muchos proyectos industriales a la región, creando una zona industrial ofreciendo sólidas condiciones para que las personas se mudasen y habitar el área.

 

La expansión de la Zona Sur de la ciudad, alrededor de Copacabana y Botafogo, y la construcción de la Ciudad Universitaria, un campus universitario planeado para ser en una isla que aún no existía, demandaba mucha mano de obra. Entre 1949 y 1952, para construir el campus, el archipiélago del Fundão fue drenado y las islas originales adjuntas para formar lo que hoy es conocido como Isla del Fundão, ubicada al este de la Maré.

 

En consecuencia, la construcción de la Avenida Brasil es fundamental para comprender la Maré, la manera como evolucionó y la forma que aparece en el mapa actualmente. Esto no sólo indica una de sus fronteras geográficas, pero más importante, fue la principal razón para que las personas se establecieran en la vecindad, y proporcionó medios para que las personas lograsen materiales de construcción para construir sus casas. La Avenida Brasil simboliza trabajo y progreso. Incluso hoy, la Avenida Brasil conecta a muchos trabajadores y estudiantes de la Maréa sus trabajos y universidades en la Zona Sur o Centro. La vía expresa está siempre presente en la vida de los habitantes.

 

Estos grandes proyectos industriales se produjeron en un momento de sequía severa en el nordeste brasileño. Esto estimuló un éxodo rural del Nordeste para las ciudades del Sudeste, principalmente Río y São Paulo. En Maré, esos migrantes se unieron a los pescadores locales en la costa. En aquel tiempo, el Morro del Timbau era la única área continental, rodeada de agua y pantano. Conforme la migración se intensificó, las personas construyeron palafitas, encima del agua, creando la comunidad Baja del Zapatero en 1940.

Estas comunidades se expandieron rápidamente durante los años 50 y 60, con más y máspalafitas ocupando bancos de arena y áreas poco profundas. Las comunidades de Parque Maré, Parque Rubens Vaz y Parque Unión comenzaron a desarrollarse. Era un tiempo de inundación, rachas de viento y tempestades, tablas podridas y derrumbes.

 

La favelización del área refleja un gran estándar nacional de urbanización. Entre 1950 y 1991 el porcentaje de brasileños viviendo en ciudades aumentó del 36,2% al 75,2%. Los años 50 y 60 también coincidieron con proyectos de modernización en la Zona Sur y grandes procesos de retirada de las favelas.

 

Durante el régimen militar de los años 60, bajo la autoridad del gobernador Carlos Lacerda(1961-1964), un gran proyecto de modernización barrió la ciudad. Túneles, viaductos y parques, concentrados en la Zona Sur, inauguraron la nueva imagen postal de Río de Janeiro. Muchas favelas en la Zona Sur pasaron por desahucios, con residentes mudándose a áreas pobres y remotas, como la Maré. A principios de los años 80, esas seis favelas-Morro del Timbau, Baja del Zapatero, Parque Maré, Parque Rubens Vaz, Parque Unión y Nueva Holanda- formaron la configuración original de la Maré.

 

Cuatro nuevas comunidades fueron creadas en los años 80 mientras que la Nova Maré fue construida en los años 90, cuando residentes fueron retirados de las últimas palafitas aún de pie en Ramos y Roquette Pinto. Finalmente, el Conjunto Salsa y Merengue fue construido por el gobierno para albergar, en un primer momento, a residentes afectados por las fuertes lluvias en los años 90. En 1994, el Ayuntamiento de Río oficialmente declaró el Barrio de la Maré como la 30ª región administrativa de Río de Janeiro, estableciéndolo como un barrio reconocido, como la Rocinha y el Complejo del Alemán.

 

Cada comunidad de la Maré tiene su propia historia, pero la narrativa de las comunidades se forma casi literalmente de agua, a través de procesos tanto formales como informales simultáneamente, y dando cohesión al Complejo de la Maré, que forma y comparte una narrativa única del barrio de manera general. El proceso gradual de consolidación urbana se extiende por más de 80 años y no esconde las heterogeneidades, complejidades e identidades operando dentro de ese vasto distrito. Sin embargo, encarando procesos de ocupación militar e intervenciones policiales, esa diversidad histórica queda en suspenso en la voz de la resistencia. El elemento universal que une a Maré, fuera de su geografía, y la enlaza a las otras favelas es el derecho de resistir y de reivindicar por voz

 

Por último quería dejaros con un poema que nos recibe en el muro del Museo de Maré, os lo dejo en portugués, así tal cual. Nos encontramos la semana que viene, sedfelices.

Hora do medo

Quais são nossos medos?
Na hora do medo haviam tábuas podres,
Crianças caindo na água, ventanias, tempestades, ratos, remoções…
Na hora do medo havia uma bala perdida,
Violência, morte brutal…
Os medos que nos perseguem podem nos paralisar
Mas também nos motivar a lutar
Para a transformação da realidade.

 

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.