the geco
  • |
Región Digital

APAG Extremadura Asaja pide a la Junta autorizar quema controlada de rastrojos en el campo

Metidieri cree que la quema de rastrojos es un sistema "tradicional, respetuoso con las producciones, al no necesitar del uso de fitosanitarios".

17 septiembre 2020

El presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri ha solicitado a la Junta de Extremadura que autorice la quema controlada de rastrojos como "instrumento para controlar las plagas y malas hierbas en el campo".

Así pues, durante una rueda de prensa celebrada este jueves en Mérida, Metidieri ha considerado que la quema de rastrojos es un sistema "tradicional, respetuoso con las producciones, al no necesitar del uso de fitosanitarios", a la vez que más económico para el agricultor, por lo que a su juicio, "se debería permitir al ser la herramienta más eficaz y razonable para mantener los campos limpios y para ser más competitivos".

En concreto, se trata de una "reivindicación histórica" del campo, que se practica en algunas comunidades autónomas y que en Extremadura se permitió en el año 2016, ha recordado el dirigente agrario, quien ha planteado que si entonces era la solución, "por qué no se ha vuelto a permitir".

Además, esta petición se ha realizado en varias ocasiones durante el Estado de Alarma al ejecutivo regional y "ni tan siquiera se han dignado a respondernos", lo que contrasta con el apoyo, vía moción, que han realizado múltiples ayuntamientos de las zonas cerealistas, según informa APAG Extremadura Asaja en una nota de prensa.

Además, con relación a la competitividad, Metidieri ha indicado que el cereal de invierno en la región y en España "está perdiendo peso y espacio", pero con el "contrasentido de que cada vez se incrementan más las importaciones", algo que ha achacado a que "los precios son muy bajos y las exigencias cada vez más altas en los productos nacionales", mientras que "no existe la misma vara de medir con los productos que vienen de fuera".

De esta manera, según los datos aportados por el presidente de APAG Extremadura Asaja, en España se consumen alrededor de 35 millones de toneladas de cereales de invierno, pero solo se producen algo menos de 20 millones, y en el caso de Extremadura se ha pasado en los últimos 20 años de tener 309.000 hectáreas plantadas a las actuales 208.000.

Unos datos que muestran que la situación "es muy complicada", puesto que no es rentable para los agricultores nacionales y sí para los exteriores, que "tienen menos trabajo y menos controles en la trazabilidad de los productos", señala Metidieri.

Entre los motivos de esa pérdida de rentabilidad, ha insistido el presidente de esta organización agraria, se encuentra que cada día se están aplicando más productos químicos que encarecen la producción, y que, además no son efectivos contra las plagas, ya que según ha explicado, los fitosanitarios "no dan una respuesta, sino que lo que hay detrás es un negocio de las grandes multinacionales, mientras el agricultor sigue aumentando sus gastos de producción".

Finalmente, el dirigente de APAG Extremadura Asaja ha reiterado que permitir la quema controlada de rastrojos "sería una fórmula para acabar con las plagas y malas hierbas", así como de mejorar las producciones y abaratar los costes de una manera respetuosa con el entorno y, sobre todo, una práctica tradicional que ha funcionado a lo largo de los tiempos.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.