• |
Región Digital

Crecimiento y talento

30 marzo 2015

La competitividad y el talento están relacionadas con el crecimiento de una sociedad y el beneficio de sus ciudadanos.

La competitividad y el talento están relacionadas con el crecimiento de una sociedad y el beneficio de sus ciudadanos. Está comprobado que la renta per cápita es más alta en países donde hay más capacidad de tener, retener y atraer talento. Tal situación conlleva mejores sistemas de bienestar y mejor calidad de vida para ese entorno.

En 2015 se ha publicado el Global Talent Competitiveness Index 2014, un índice que mide la relación que tiene el talento en la mejora de la competitividad de los países, o dicho de otro modo, qué países son más competitivos para atraer y retener el mejor talento, hablando de recursos humanos.

Los países que están a la cabeza se caracterizan por estrategias en torno a la captación y desarrollo de habilidades de las personas y su desarrollo. Suiza, Singapur y Luxemburgo tienen los índices más altos, ¿por qué?. Suiza es referencia mundial en formación profesional y técnica; en este país, además de ser pioneros con el chocolate, han potenciado un vínculo estrecho y real entre el sistema educativo y las necesidades del mercado de trabajo. Singapur por ejemplo, ha liderado la educación formal y viene obteniendo logros asociados desde hace muchos años; ha modernizando las aulas y mejorando los campos de conocimiento. Luxemburgo en cambio, es un ejemplo de cómo un país pequeño puede hacer crecer su economía a través de atraer talento extranjero.

Para elaborar la estrategia en torno al talento hay que considerar muchos factores y variables, para lo que hay que tener en cuenta las características de la economía, que tipo de recursos se poseen, que características tienen y como se sostienen y sostendrán a lo largo del tiempo. Tales cuestiones influirán en como se trabaja el talento, en base a qué, si se educa en el propio país, si se retiene o se atrae de fuera.

Hay países que muestran una tendencia a atraer talento de fuera o bien envían sus élites al extranjero para que se formen y se especialicen. Es el caso de Noruega o China, que mandan a sus estudiantes fuera de sus fronteras para que se formen y posteriormente regresen al país de origen.

Otros como Reino Unido, Estados Unidos o Francia compiten para atraer a estudiantes extranjeros a sus universidades. Singapur y Luxemburgo por ejemplo, han construido unos sistemas de educación mundiales abiertos a estudiantes extranjeros. Emiratos Árabes Unidos y Qatar, no sólo atraen a futbolistas aunque parezca lo contrario, también ocupan los primeros lugares en apertura a los estudiantes internacionales.

Además de las características del país, hay que tener claro que el talento no es un fin en sí mismo, sino un medio que va unido una mejora del sistema en general, y cómo no, a la empleabilidad. Suiza, Singapur y los países nórdicos parecen haber sido capaces de personalizar y dirigir sus sistemas educativos hacia la creación de niveles apropiados de calificaciones para el empleo, mientras que en otros países, importantes inversiones en educación no han conducido a resultados visibles en la incorporación al mercado de trabajo.

Además de las características del país y de considerarlo como un vehículo, está claro que el talento debe formar parte de la educación formal. Es necesario y urgente repensar y reformar la educación, incluyendo los niveles de primaria y secundaria, donde el cultivo de talento debe ir más allá del enfoque tradicional en la educación formal. Los cambios que se suceden a diario lo exigen. La tecnología ya no es automatización, sino que va asociada a conocimiento, y obliga a gestionar el trabajo y desarrollo del talento.

No considerar conocimiento y talento, dada la rapidez de los cambios, tendrá consecuencias perversas. Si los empleadores van a tener una responsabilidad importante en la adaptación de la fuerza del trabajo a tales cambios, los gobiernos serán los que tendrán que dibujar el mapa por donde se circule. Una de las piezas del mapa tendrá que ver con la necesidad urgente de actualización del sistema educativo, como factor clave de impulso económico y social, y recuperador del nuevo empleo que se está buscando.

Por último, Suiza, Singapur, Luxemburgo, Estados Unidos, Canadá, Suecia, Reino Unido, Dinamarca, Australia e Irlanda ocupan los primeros lugares de éste índice. Los veinte primeros son países de altos ingresos con más opciones, más capacidad de atraer talentos, y más calidad de vida.

España ocupa el lugar número 30. Los gobiernos de España y Extremadura, dejan el talento en manos de los ciudadanos, y eso no vale. Su eslogan es “inventa tu empleo”, aunque luego haya carteles que digan desde el gobierno hemos creado ... eso tampoco vale, y además no queda bien.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.