uex
  • |
Región Digital

Cómo prevenir la legionella en los meses de verano

20 junio 2022

La legionela es una enfermedad que puede ser grave y que es producida por la bacteria del mismo nombre, que se conoce desde 1976 debido a la aparición de un brote en los Estados Unidos.

No es una enfermedad común, pero el mayor número de contagios del mundo se dio en Murcia en el 2001, de manera que hemos consultado a Laboratorios Omega la forma de prevenir su aparición.

La legionela siempre tiene que ver con las aguas estancadas

Esta bacteria necesita aguas estancadas a unas temperaturas que van de los 20 a los 45 grados, el agua en España puede alcanzar estas temperaturas fácilmente durante el verano si no se renueva.

De hecho, el famoso brote de Murcia salió de la torre de refrigeración de un hospital, así que ni siquiera estos centros se libran de ser los lugares en los que se desarrolla, asociada a las amebas que usan a modo de reservorio para crecer.

Por eso, siempre que sea posible, hay que evitar que el agua esté quieta en los meses más calurosos.

Hay que eliminar los depósitos de cal, corrosiones, etc.

A veces es imposible eludir el tener agua estancada, de manera que una medida muy eficaz es hacer limpiezas periódicas de los recipientes en los que esté el agua, eliminando la cal y los depósitos de materia orgánica.

En ellos proliferan las amebas, algas, etc., que son las que necesita la legionela para poder vivir, por lo que si los limpiamos evitamos que crezcan microorganismos necesarios para la existencia de esta bacteria, que no podrá entrar en estas aguas.

No hay que bajar la temperatura del agua de la ducha

Una medida muy común, en especial si tenemos un termo eléctrico, es bajar la temperatura al mínimo en verano, lo cual es un error, pues suelen estar llenos de cal y podría proliferar la legionela dentro.

Debe permanecer al menos a 50 grados, mejor si es alguno más, por lo que hay que dejarlo con la temperatura alta, aunque luego apenas abramos el paso al agua caliente y nos duchemos con agua casi fría.

Desinfectar equipos por los que circule el agua

Es muy frecuente que los restaurantes o incluso en algunas viviendas se usen nebulizadores de agua para paliar los efectos del calor.

Aquí, es fundamental desinfectar depósitos, boquillas, conductos, y todas las partes a las que tengamos acceso, algo que hay que hacer con la mayor frecuencia que podamos.

En casa conviene revisar algunos aparatos

Aunque parece que esta enfermedad no se transmite a nivel doméstico, siempre conviene estar atentos y prevenirla con el fin de no lamentarnos después.

Dentro de las viviendas habrá que comprobar los aparatos de aire acondicionado, con el fin de limpiar los filtros y las bandejas, secándolas si tienen agua y pasando un trapo con lejía.

Algo similar podemos hacer con los humidificadores, en los cuales el agua se mueve poco y que se pueden desinfectar con lejía o incluso con agua oxigenada, sin olvidar esos ventiladores que llevan depósitos de agua grandes y lo mismo con los climatizadores evaporativos.

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.