the geco
  • |
Región Digital

La innovación como motor de futuro

03 noviembre 2014

La innovación es la herramienta fundamental para afrontar el futuro con garantías, para crecer y para generar riqueza.

La innovación es la herramienta fundamental para afrontar el futuro con garantías, para crecer y para generar riqueza. Es el elemento diferenciador a la hora de competir entre empresas y también entre países, porque todo lo que sea innovar es ofrecer un valor añadido a nuestros productos y servicios que nos hará más fuertes en un mundo que evoluciona a una velocidad exponencial y en el que quién no sepa adaptarse a los nuevos tiempos no tendrá oportunidades el día de mañana.

Pero la innovación es también un instrumento fundamental a la hora de mejorar la prestación de los servicios públicos por parte de las administraciones con la aplicación del concepto que se ha venido a denominar Smart City o ciudades inteligentes.

Desde el equipo de Gobierno estamos convencidos de estas realidades y por eso trabajamos, desde el primer día, en la doble vertiente:

La primera línea de actuación es utilizar la innovación para la mejora de los servicios que se prestan a los ciudadanos con una gestión eficaz y sostenible de los recursos públicos, que es la garantía de su continuidad en el tiempo, y que evitará errores del pasado que todavía estamos pagando.
Por eso, estamos inmersos en el concepto ciudad inteligente incluso desde antes de tener responsabilidades de Gobierno. En el año 2010 un grupo de candidatos a alcaldías de distintos puntos de España teníamos claro que el futuro iba en esa dirección. Entonces decidimos, si llegábamos a gobernar, poner en marcha una Red que se vertebrara entorno al concepto de SmartCity. Lo que entonces era el sueño de unos pocos, en unos años se ha materializado en una realidad, con la constitución de la Red Española de Ciudades Inteligentes, en la que Cáceres tiene el honor de ostentar la Vicepresidencia, y en la que estamos integrados casi medio centenar de ciudades de todo el país, aunado esfuerzos para poner en común la experiencia de cada uno, los éxitos y los fracasos, con el fin de que los demás puedan beneficiarse de ese trabajo previo y así ofrecer mejores servicios, ahorrando en esfuerzos y recursos.
Fruto de ese trabajo se han producido importantes avances en la gestión de los servicios públicos como el del alumbrado, con medidas como la sustitución de las actuales lámparas por otras de tecnología Led, que supondrá un ahorro de casi el 20 por ciento del consumo, la mejora en el transporte urbano de autobuses con una nueva flota de 24 vehículos más modernos, accesibles, ecológicos y que ofrecen nuevos servicios como la geologcalización para facilitar e incrementar su uso por parte de los ciudadanos.
En la misma línea se está trabajando en la gestión de un recurso tan importante como el agua, en este caso vinculado a los parques y jardines. Cáceres es la segunda capital de España con más hectáreas de zonas verdes por ciudadano, algo de lo que nos sentimos muy orgullosos, pero que demanda también servicios públicos eficientes y de calidad. Estamos poniendo, de forma experimental, un sistema de riego de “a demanda”, o lo que es lo mismo, se riega en función de la humedad, de la temperatura, de horas de insolación e incluso de la orientación de los parques, que se controla a distancia, lo que permite un mejor servicio y más eficiente con un recurso tan importante. Un proyecto que estará completamente desarrollado en 2016.

Pero el concepto de Ciudad Inteligente creemos que debe ser algo más que la gestión de los recursos y servicios públicos, debe ser el marco para el fomento de la innovación y el empredimiento aplicado como fuente generadora de riqueza y yacimiento de empleo.
Ahí se encuentra la segunda línea de actuación municipal, como es hacer de Cáceres el centro de innovación del suroeste peninsular y un lugar en el que la iniciativa privada vinculada al emprendimiento tenga su espacio de referencia. Para lograrlo hemos llevado a cabo grandes proyectos e infraestructuras, como es el Centro Europeo de Innovación (CEEI) o los edificios del Garaje 2.0 y el Embarcadero, en los que los creadores puedan desarrollar todas sus potencialidades con las nuevas herramientas que ofrecen las tecnologías de la información y transformarlas en un motor de desarrollo, no solo para Cáceres, sino también para toda Extremadura.

La filosofía con la que estamos trabajando es que las administraciones están para generar las condiciones que permitan que este se pueda crear empleo, desde la iniciativa privada y desde el emprendimiento. Conceptos como el de la subsidiación deben desterrarse como única solución en las regiones y ciudades del Siglo XXI.
En ese marco estamos colaborando en Cáceres las instituciones y fundaciones para ofrecer oportunidades, como son los proyectos de lanzaderas de empresas con la Fundación Santa María La Real, o el programa Open Future, con la colaboración del Gobierno de Extremadura y la Fundación Telefónica para que los emprendedores tengan una oportunidad potenciando sus capacidades.
Otro ejemplo de cómo poner las herramientas a disposición de los emprendedores para que ellos mismos, sin intervencionismo, generen sus propias iniciativas es el proyecto Cáceres Open Data, una de las ramas más novedosas de las ciudades inteligentes por la que un ayuntamiento pone en abiertos datos de los servicios públicos en un formato específico para desarrolladores que pueden decodificarlos y emplearlos para crear cualquier iniciativa privada. La mejor forma de ilustrarlo es lo que ha ocurrido en nuestra ciudad, en la que, una vez lanzada esta plataforma, un desarrollador independiente había utilizado los datos de las farmacias para crear su propia aplicación móvil, ofreciendo un servicio sin coste para el ayuntamiento, que nace sin subvenciones y sin ninguna intervención de la administración, y que es una realidad solo abriendo a los ciudadanos los datos y contando con la materia gris de un joven emprendedor. El proyecto Itag que permite acceder a la carta de los restaurantes de la ciudad con una aplicación móvil o servicios en turismo, uno de nuestros sectores clave, para mejorar la atención al visitante, pero adaptada al siglo XXI, son otros ejemplos de ciudad inteligente vinculada a la innovación empresarial

Los nuevos retos de planificación y gestión de servicios que nos hemos marcado, dan sus frutos. Acciones promovidas paso a paso, bajo la transversalidad de la innovación. Pensando en la gestión diaria pero en consonancia a los nuevos espacios y retos a los que se enfrentarán las ciudades españolas y pensando en los emprendedores que saben que la innovación es el motor del futuro.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.