uex
  • |
Región Digital

Con la máxima presencialidad

El nuevo curso en Extremadura arranca con “calma, tranquilidad y sin apenas incidencias”

En Quintana de la Serena y Garganta la Olla, varios alumnos no han podido acudir a sus centros debido al positivo por Covid de alguno de sus profesores.

10 septiembre 2021 | Publicado : 16:09 (10/09/2021) | Actualizado: 17:32 (10/09/2021)

El primer día de clase del nuevo curso escolar en Extremadura ha transcurrido "sin apenas incidencias" salvo en dos localidades, en Quintana de la Serena y Garganta la Olla, donde algunos de sus alumnos no han podido acudir a sus centros debido al positivo por COVID de alguno de sus profesores.

En concreto, es el caso del CEIP Virgen de Guadalupe, de Quintana de la Serena, al que no han podido incorporarse los 112 escolares de 4º, 5º y 6º de Primaria, al ser positivo un docente y estar implicados otros 10 docentes como contactos estrechos.

Estos docentes están pendientes de que los profesionales sanitarios les realicen pruebas PCR y, si el resultado es negativo, todos los docentes, salvo los tutores de 4º, podrán incorporarse el lunes al centro. Los tutores de 4º de Primaria (que es grupo burbuja) serán sustituidos por otros compañeros, por lo que la previsión es que el lunes se inicien las clases con normalidad.

Tampoco han podido comenzar el curso los 46 alumnos y alumnas y los 7 docentes del CEIP San Martín, de Garganta la Olla, debido a que un docente ha dado positivo en COVID y el resto del profesorado están a la espera de una prueba PCR por ser contactos estrechos.

Por otra parte, ha habido incidencias en otros tres centros donde no han podido iniciarse hoy las clases debido a que se están ultimando las labores de limpieza necesarias tras la finalización de distintas obras. Son el CEIP Virgen de Argeme, de Coria, el CEE Emérita Augusta, de Mérida, y los cursos de primero a cuarto de Primaria del CEIP León Leal Ramos, de Casar de Cáceres. Los alumnos de estos tres centros podrán comenzar el curso escolar el próximo lunes.

En cambio, sí ha comenzado con normalidad el curso en el nuevo CEIP n.º 28 de la barriada Cerro Gordo, de Badajoz, el centro más grande de Extremadura al que hoy ha podido acudir todo su alumnado, un total de 580 estudiantes, según informa la Junta en una nota de prensa.

Así, la "normalidad" ha sido la "tónica general" que ha marcado el inicio de un nuevo curso escolar, que ha arrancado "con calma, tranquilidad y con la esperanza puesta en que sea el último marcado por la pandemia", según el secretario general de Educación, Francisco Javier Amaya.

Amaya ha hecho una llamada a la prudencia porque "el virus aún sigue entre nosotros" y hay que continuar cumpliendo con los protocolos para que los centros sigan siendo espacios seguros como lo fueron el pasado curso.

El nuevo curso contará con 171.439 alumnos, unos 1.225 menos que el curso anterior y 16.443 docentes, 693 más que en un curso ordinario. Se trata de un refuerzo que ha permitido afrontar los desdobles fruto de la aplicación de los protocolos preventivos de la COVID-19. De ellos, 603 docentes se suman a las plantillas de los centros públicos y 90 a los centros concertados.

Con casi el 85 por ciento del alumnado, de entre 12 y 19 años, vacunado ya con la pauta completa, este curso ha sido posible flexibilizar las medidas de prevención acordadas en Conferencia Sectorial de Educación, razón por la cual este curso habrá 147 contrataciones menos en los centros públicos y 60 menos en los concertados respecto al refuerzo COVID del curso pasado.

Aún así, este curso seguirá contando con una contratación adicional de profesorado en comparación con un curso ordinario para garantizar el cumplimiento de las medidas preventivas vigentes.

Hay que destacar que, aunque los Programas de Éxito Educativo se han desarrollado hasta el curso pasado y han dejado de contar con financiación del Fondo Social Europeo, la Junta de Extremadura va a garantizar la continuidad de estos programas durante este curso, asumiendo estos programas con fondos propios.

Por primera vez, los centros educativos han contado desde el 1 de septiembre con todo su personal incorporado, ya sea funcionario o interino, lo cual ha mejorado y facilitado la organización interna del propio centro. Son 2.880 docentes interinos con destino de curso escolar completo.

De ellos, 1.125 docentes del cuerpo de maestros, con plaza para curso completo, se han incorporado el día 1 de septiembre. Respecto a los 1.755 docentes interinos de enseñanzas medias, es necesario aclarar que los contratos del anterior curso se extienden hasta el 3 de septiembre para cubrir las evaluaciones extraordinarias, por lo que esas plazas han seguido ocupadas hasta dicha fecha.

Una vez finalizados los contratos y las plazas han quedado vacantes, se ha procedido a dar de alta al profesorado interino que ha sido adjudicatario para el nuevo curso escolar y sus contratos han comenzado el 4 de septiembre, con incorporación a los centros desde el lunes, día 6.

Por otro lado, la Consejería convocó el primer llamamiento del curso escolar el día 3 de septiembre, ofertando 677 plazas para cubrir las nuevas vacantes ocasionadas tras la adjudicación de julio, llamamiento que se resolvió el pasado martes, 7 de septiembre, con incorporación fijada para el día 9 de septiembre, un día antes del comienzo de la actividad lectiva y antes que otros cursos, para garantizar que todo el profesorado esté en los centros antes de la llegada del alumnado a las aulas el 10 de septiembre.

MÁXIMA PRESENCIALIDAD CON MEDIDAS DE PROTECCIÓN

Al igual que el curso 2020-2021, la máxima presencialidad en las aulas y en todas las etapas educativas será la tónica predominante, manteniendo las medidas de seguridad, distanciamiento e higiene.

Los centros educativos se han equipado y han reforzado su seguridad frente a la COVID-19 gracias a un fondo extraordinario de 1 millón de euros procedente de fondos FEDER de la UE. Gracias a ello se han podido adquirir mascarillas, gel hidroalcohólico, alfombras desinfectantes, termómetros y todo el material que las autoridades sanitarias han marcado como necesario para luchar contra el virus.

La actividad lectiva presencial solo se suspenderá ante situaciones excepcionales y de común acuerdo entre la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales y la Consejería de Educación y Empleo ante casos de COVID-19 en las aulas. En tal caso, la formación continuará de manera telemática.

La ventilación de las aulas, así como la obligatoriedad de las mascarillas desde los 6 años, seguirán siendo esenciales como medida preventiva a lo largo de todo el curso escolar o hasta que las autoridades sanitarias lo indiquen.

MÁS PERSONAL EN LOS CENTROS

Para garantizar la seguridad en las aulas, la Junta de Extremadura no solo va a seguir reforzando las plantillas docentes, sino también las del personal que trabaja en los servicios de limpieza y el personal técnico que atienden los centros de Educación Infantil y las aulas de 2-3 años.

Así, este curso la Administración regional va a contratar a 30 técnicos de Educación Infantil (TEI) adicionales y a 102 personas que trabajan en labores de limpieza, personal que se encargará de reforzar las tareas de desinfección en todos los centros dependientes de la Consejería de Educación y Empleo.

Por último, también se ha contratado a 20 auxiliares de informática para reforzar el apoyo en las tareas telemáticas en caso de que se tenga que recurrir al modelo de formación a distancia a causa de cuarentenas por COVID-19.

Noticias Relacionadas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.