ribera guadiana
  • |
Región Digital

José María de Calatrava, un liberal emeritense, Presidente del Gobierno

16 noviembre 2021

José María de Calatrava, un liberal emeritense, Presidente del Gobierno

“José María de Calatrava Peinado es una de esas figuras que nuestra región ofreció a la nación española para hacer frente, junto a hombres y mujeres de otras regiones, a uno de los períodos más convulsos de nuestra Historia Contemporánea...

José María de Calatrava Peinado es una de esas figuras que nuestra región ofreció a la nación española para hacer frente, junto a hombres y mujeres de otras regiones, a uno de los períodos más convulsos de nuestra Historia Contemporánea: la Guerra de la Independencia y el nacimiento del Régimen Constitucional”, afirma en el prólogo Teodoro Martín Martín, catedrático y académico correspondiente de la Real Academia de la Historia quien,  junto a José Antonio Ramos Rubio, doctor en Historia del Arte, y  el jurista José Luis Pérez Mena, firman esta obra.

Calatrava Peinado (Mérida, 26/02/1781; Madrid, 16/01/1846) nació en el seno de una familia relacionada con la Administración Local, ya que su padre era escribano en el Ayuntamiento de la ciudad. Miembro de una familia numerosa, tuvo cuatro hermanas y dos hermanos menores. Su padre era José Antonio Calatrava y Cortés y su madre, María García Peinado y Gómez de la Rosa. El padre procedía de Los Santos de Maimona y su madre, natural de Mérida. Se casaron en el primer semestre de 1780 y vivieron en la calle Santa Eulalia, número 22. José María fue bautizado el 3 de marzo del año de su nacimiento.

Calatrava, tras cursar los estudios básicos de gramática, ingresó en el Seminario de san Atón de Badajoz gracias a una beca. Desde 1653 hasta 1833, Badajoz será la sede de la capital de la provincia de Extremadura. Veintiocho años después sería una de los miembros que examina el proyecto de la nueva división territorial del Reino, apoyando Badajoz para que fuera la capital de la provincia. Allí comienza a absorber las ideas ilustradas, en una época en que solamente los países ilustrados podían adoptar sus ideas. Calatrava salió del seminario para posteriormente estudiar la carrera de Leyes en la Universidad de Sevilla, que finaliza a los 19 años. Comienza a trabajar como comisionado de Consolidación de Mérida, cargo relacionado con las cuestiones contables y financieras de las rentas públicas. En 1803 fue ascendido a oficial mayor de la Comisión Principal de Consolidación de Badajoz. En 1805 llegó a ser oficial de la Contaduría Principal de Propios de Extremadura. El joven abogado sería testigo presencial de los grandes acontecimientos que ocurrieron en España: la Guerra de la Independencia, las Cortes de Cádiz y, a partir de ella, una serie de movimientos políticos de avances y retrocesos en el nacimiento de la España moderna: el Absolutismo, el Trienio Liberal y la Década Ominosa o segunda restauración del absolutismo.

José María de Calatrava ha sido el único presidente del Gobierno español nacido en Extremadura y uno de los quince diputados extremeños presentes en la sesión de apertura de las Cortes Constituyentes del mes de septiembre de 1810 en Cádiz. 

El 2 de mayo de 1808 es una fecha clave para la historia de España: señala el comienzo de la resistencia del pueblo español contra la dominación francesa. El 24 de mayo, la Junta General del Principado declara la guerra a Francia. A Asturias le siguieron los pasos el resto de provincias. El 4 de mayo llega a Badajoz el parte del alcalde de Móstoles. A pesar de no estar de acuerdo en Badajoz el general Solano y el conde De la Torre del Fresno, gobernador, el pueblo extremeño comenzó la defensa tras haber ejecutado al gobernador bajo la acusación de traidor. Durante el estallido de la Guerra de la Independencia, José María de Calatrava fue un destacado patriota. La guerra avivó el sentimiento patriótico de la población, destacando Calatrava en los planes de movilización. de Extremadura (1808). Con el tiempo, José María de Calatrava protagonizaría una ascendente carrera político-administrativa que le llevó a encabezar una de las más altas magistraturas del Estado. Fue precisamente con la ocupación francesa cuando la crisis política provocó una reacción nacional. Ese vacío de poder generado por la ausencia del monarca y las abdicaciones reales obligaron a plantear la cuestión de la soberanía nacional. Fue un clamor general la convocatoria de Cortes y la elaboración de una Constitución frente a las Constituciones antiguas, para desterrar el poder arbitrario y asegurar la libertad civil y demás derechos de la nación.

El 25 de septiembre de 1808 se constituye en Aranjuez la Junta Suprema Central Gubernativa, con 35 miembros que reconocerían la legitimidad de Fernando VII, asumiendo los poderes ejecutivo y legislativo hasta el retorno del rey. El 7 de octubre de 1808, Jovellanos propone la convocatoria de unas Cortes que hicieran frente a los acontecimientos. José María Calatrava, cuando vivía en Badajoz, fue elegido diputado suplente por Extremadura el 23 de julio de 1810. 

El 24 de septiembre de 1810, los diputados extremeños presentes en la sesión de apertura de las Cortes Constituyentes, tomaron pronto la iniciativa de los debates. En aquellas Cortes representaron a Extremadura como diputados titulares Diego Muñoz Torrero, Pedro Quevedo y Quintano, Antonio Oliveros, Francisco María Riesco, Juan María Herrera Polo, Francisco Fernández Golfín, Manuel María Martínez de Tejada, Alonso María de la Vera y Pantoja, Gregorio Laguna Calderón de la Barca, Manuel Mateo Luján, José Casquete de Prado y Juan Capistrano Chaves y Vargas. Calatrava fue elegido secretario de las Cortes y posteriormente vicepresidente en 1811. Fue un claro detractor de absolutismo monárquico, un liberal que defendió sus ideales con contundencia, desempeñando un papel esencial en los principales debates jurídico.

La Constitución Política de la Monarquía española fue promulgada en Cádiz el 19 de marzo de 1812 y estuvo vigente en tres etapas: 1912-1814, 1820.1823 (Trienio Liberal) y 1836-1837. Mientras se elaboraba la primera Constitución, se iban estableciendo los principios considerados muy avanzados en el momento (libertad de imprenta, división de poderes o la soberanía nacional). Sus diez títulos y 384 artículos, de marcado carácter liberal, fueron abolidos por Fernando VII al acceder de nuevo al trono en cuanto finalizó la contienda.

Cuando se disolvieron las Cortes extraordinarias en septiembre de 1813, Calatrava se instaló en Madrid y abrió un bufete de abogados. Su posicionamiento y oposición a algunas medidas absolutistas provocó que en 1814, tras la vuelta de Fernando VII fuera encarcelado el 9 de mayo de 1814 en la Cárcel Real de Cortes de Madrid por haber cuestionado el poder absoluto del rey. Fue condenado a ocho años y trasladado a Melilla. Tras el pronunciamiento de Riego y la vuelta de los liberales al poder, dando origen al Trienio Liberal (1820-1823), fue elegido diputado y miembro del Tribunal Supremo. En julio de 1820, Calatrava fue uno de los diputados de las primeras legislaturas de las Cortes del Trienio Liberal. Y, más tarde, es consejero del Tribunal Supremo de Justicia y presidente del Consejo de Ministros. En las Cortes de 1820 había sido presidente de la Comisión Permanente, magistrado del Tribunal Supremo y desde 1822 hasta 1823, ministro de Gracia y Justicia. 

A la muerte de Fernando VII, con la regencia de María Cristina y la toma definitiva del poder por los liberales en 1834, Calatrava regresa a España desde Francia a los 53 años, siendo repuesto en su cargo de consejero del Tribunal Supremo, convirtiéndose en uno de los líderes del Partido Progresista.  La culminación de su carrera política llega en 1836, año en el que escribe la Memoria de su Ministerio, también Contestación a la hoja volante de D. Francisco Martínez de la Rosa sobre auxilios extranjeros (Madrid, 1938). En 1840, al instaurarse la Regencia de Espartero, fue promovido a la presidencia del Tribunal Supremo de Justicia, que ocupó hasta 1843.

Calatrava falleció en Madrid el 16 de enero de 1846, a los 65 años de edad. En 1912, sus restos fueron trasladados al Panteón de Hombres Ilustres de Madrid.

 1.-Vid.: Ramos Rubio, José Antonio y Pérez Mena, José Luis: José María Calatrava Peinado. La azarosa vida de un político liberal. Reflexiones liberales, TAU Editores, Cáceres, 2020, 152 págs.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.