the geco
  • |
Región Digital

Nada es casual

23 mayo 2018

Comienzo este espacio que tan amablemente me han cedido Región Digital, con respeto, ilusión y con la intención de dar a conocer o debatir temas que me apasionan como son la cultura, el turismo y la geografía.

Por ello, me he tomado mi tiempo para decidir el tema de este primer artículo, y el debate generado en torno a los guías turísticos en las últimas semanas me dio la idea. Pero cuando ya había decidido el tema, investigado y leído diferentes leyes de turismo incluida la famosa Ommnibus, se ha conocido la sentencia del caso llamado de “la manada”, y todo se me ha revuelto en la cabeza, en las tripas y en el teclado. No puedo dejar pasar la oportunidad de subirme a esta tribuna sin al menos hacer referencia a la situación de la mujer ante la ley y la sociedad en muchos aspectos de la vida, y como creo que nada es casual y si causal quiero compartir alguna de las cuestiones que contribuyen al actual estado en el que prosperan sentencias como la aludida, siempre desde el ámbito profesional que conozco, el turismo, la cultura y la empresa.

 Como decía, creo que algunas conductas son causales y es la cultura o la ausencia de ella la que marca la sociedad en sus expresiones cotidianas, y sobre todo genera modelos y estereotipos en los que la mujer suele salir malparada. No es casual y si causal que el auge de la estética y la música como el trap o el reguetón en las que las mujeres son simples objetos sexuales embutidas en minúsculos trajes y subidas a gigantescos tacones asombradas y subyugadas por el “supermacho”, coincida con un aumento de la violencia y un retroceso en la aparición que los más jóvenes y las más jóvenes tienen de lo femenino. Tampoco es casual que artistas masculinos, actores, directores, fotógrafos estén más valorados y tengan mayor aceptación que sus compañeras. Noo, no es casual que haya diferencia salarial, que se produzcan abusos, obedece a un   sistema dirigido en su mayoría por varones en el que las mujeres que ocupan puestos y son influyentes son las mínimas.

No es casual que el sector turístico sea uno de los sectores que mayor mano de obra femenina ocupa (según informe de la Organización Mundial de Turismo, OMT) ni que esa mano de obra en su mayoría sea de personal de servicio de limpieza, de cocina o que haga todo tipo de tareas sin remunerar en pequeños negocios familiares.  Si es causa en un sector en el que los hombres llegan, a pesar de ser menos en escuelas y universidades antes que las mujeres, a puestos directivos en mayor número que entiende que los horarios difíciles y la familia no son compatibles, y que ven como imagen de promoción siempre mejor una chica guapa y con tacones o en traje de baño.

Que puedo decir del mundo empresarial en el que la representación de la mujer empresaria, las diferencias salariales y las formas de hacer negocios hacen casi más difícil romper el mal llamado “techo de cristal” ya que para la mayoría de mujeres ese techo parece ser de hormigón.

Nada es casual en el caso de “la manada” y si es causa de la dejadez de todos y todas, de dejar pasar comentarios, de ignorar conductas abusivas, de no denunciar condiciones laborales injustas. Solo puedo decir para despedirme que en la próxima entrada, hablaré de turismo.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.