quiron salud
  • |
Región Digital

Claves fundamentales para la limpieza de tu bicicleta

Por lo general, las personas que compran una bicicleta suelen descuidarla y no aplicarle los cuidados necesarios hasta que no suceda una falla inesperada.

13 julio 2022

Con la llegada de las vacaciones, muchos vuelven al pueblo y hay multitud de rutas por las que pasear en familia con la bicicleta. Disfrutar de la belleza de la zona rural junto a tus seres queridos ejercitando el físico al mismo tiempo se trata de un plan perfecto para este verano. Sin embargo, se deberán tener en cuenta una serie de cuidados a aplicar sobre las bicicletas con la finalidad de garantizar su perfecto estado y, de esta manera, evitar problemas como los que suelen surgir por un malfuncionamiento de la cadena de la transmisión.

La importancia de limpiar tu bicicleta

Por lo general, las personas que compran una bicicleta suelen descuidarla y no aplicarle los cuidados necesarios hasta que no suceda una falla inesperada que les obligue a pararse y tomar medidas al respecto. Dichas fallas pueden incluir cortes de cadenas, el mal funcionamiento de la pata de cambio, sonidos molestos e irritantes que pueda emitir el mecanismo de la bicicleta... entre otros. Con el fin de evitar estas desagradables sorpresas, se recomienda llevar a cabo un mantenimiento a profundidad sobre la bicicleta después de cada sesión.

Una de las causas más típicas por las que la bicicleta puede llegar a tener problemas se trata de la solidificación del barro y de la suciedad que puedan acumularse en ella. Si se descuida durante mucho tiempo, esta suciedad terminará por solidificarse, haciéndose así bastante más difícil de retirar y obligando, en algunos casos, a tener que levantar la pintura.

Consejos para limpiar tu bici

Con la finalidad de que puedas cuidar adecuadamente de tu bicicleta y evites esos molestos problemas que pueden acabar por causar daños irreversibles en ella, procederemos a mostrarte en los siguientes apartados los consejos de limpieza que debes seguir para ello.

Usa agua para lavar tu bicicleta

Uno de los consejos más básicos que deberás seguir para asegurar la limpieza de tu bici se basa en enjuagar su superficie con agua para quitarle el polvo, eliminar toda la suciedad superficial y, de esta manera, ablandar todo el barro que se haya acumulado sobre ella. En caso de que uses una manguera, procura mantener baja la presión del agua.

Esto último es muy importante ya que, si decides utilizar agua a presión para limpiar la bicicleta, podrás dañar la pintura y eliminar la grasa de las zonas con rodamientos internos.

Otro método sencillo que puedes usar para retirar el barro y polvo de la bicicleta consiste en utilizar una esponja, lo que te ayudará a preservar el cuadro. Una vez hayas mojado la bici, se recomienda utilizar un limpiador en spray por todas las superficies de ella, para así eliminar cualquier rastro de suciedad que pueda quedar.

Limpieza del cuadro, las ruedas y el manillar

Para limpiar estos componentes de la bicicleta, deberás utilizar un cepillo grande que tendrás que pasar por todas sus partes: desde las ruedas hasta el manillar, pasando también por el cuadro. Procura, además, prestar especial atención a todas aquellas zonas que resulten más difíciles de limpiar, tales como el puente de la horquilla.

Deberás tratar también con los puños de la bici y con la cinta del manillar, dado que estas partes tienden a acumular mucho sudor y, por ende, a ensuciarse bastante.

Trata a fondo la transmisión de la bici

En lo que respecta a la limpieza de la cadena, deberás aplicar un limpiador con desengrasante por esa zona y limpiar, de forma general, con un cepillo. El siguiente paso será echar un desengrasante específico para bicicletas para, finalmente, volver a darle con un cepillo. Este proceso puede resultar mucho más sencillo si, en su lugar, utilizas un limpiador de cadena.

Esto se debe a que dicho limpiador solamente necesitará que lo llenes de desengrasante, colocarlo en la cadena, cerrarlo y, por último, girar los pedales para que la cadena vaya pasando por sus cepillos, depositando en el proceso toda la suciedad en el interior de dicho limpiador.

Cómo lidiar con la suciedad más incrustada

Si quieres un acabado perfecto al limpiar tu bicicleta, deberás tratar también con toda esa suciedad o grasa que haya quedado incrustada en la superficie de cualquiera de sus partes, en especial si dicha parte se trata de la cadena. Para ello, tendrás que frotar con mucho esmero hasta que la suciedad desaparezca, utilizando para ello una esponja, trapo o cepillo. Utiliza productos de limpieza específicos para bicicletas sobre dichas zonas, y frota hasta que la suciedad haya desaparecido por completo. 

Estos son algunos de los consejos más útiles que puedes encontrar en lo relacionado con la limpieza de bicicletas. Recuerda tratarla con mucha delicadeza, dado que deberá soportar largas sesiones de pedaleo y caminos repletos de obstáculos y de suciedad que podrán a prueba cada uno de sus componentes. Tras haber terminado la sesión de limpieza, recuerda comprobar que la bicicleta funciona como debería para evitar llevarte sorpresas en el futuro.

 

 

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.