eurorregion
  • |
Región Digital

Contaminación digital: los gestos ecológicos para reducir su huella digital

Abordamos el problema de la contaminación digital y soluciones como la prolongación de la vida útil del equipo informático.

14 octubre 2021

El otoño está aquí, y lo único que queremos hacer es sentarnos en el sofá con un aperitivo al estilo Krut, frente a nuestra serie favorita de Netflix. Y no prestar atención al tiempo en línea. Sin embargo, ver un vídeo en YouTube, enviar correos electrónicos, abrir cincuenta pestañas para una búsqueda en Internet, todas estas acciones diarias consumen mucha energía y tienen un impacto vertiginoso sobre el medio ambiente.

  1. El problema de la contaminación digital

Tendemos a pensar que lo digital es necesariamente ecológico. Pero la contaminación digital representa hoy el 4% de las emisiones de gases de efecto invernadero, y alrededor del 10% del consumo mundial de electricidad. Agrupa el uso de nuestros smartphones, objetos conectados de todo tipo, así como nuestro uso diario de Internet. No siempre es evidente reconocer la huella de carbono de nuestros dispositivos y prácticas digitales. Y para aquellos que no tienen tiempo, estos son algunos trucos sencillos para reducir nuestro impacto de carbono digital.

  1. Prolongación de la vida útil del equipo informático

Primera fuente de contaminación digital: la huella de carbono de la fabricación de nuestros equipos informáticos (ordenadores, teléfonos inteligentes, tabletas) representa más del 50% del total de emisiones digitales. Por lo tanto, uno puede fácilmente privilegiar la reparación en lugar de tirar a la basura nuestro viejo ordenador, o incluso intentar la compra ética de un equipo informático usado, pasando por sitios de ocasión o material reacondicionado.

Además, se puede intentar al máximo cuidarlos para conservarlos el mayor tiempo posible, bajando su luminosidad, protegiéndolos de los choques y de cualquier líquido, limpiarlos regularmente o instalar un antivirus.

  1. Ordenar el buzón de correo

Para limitar nuestra huella digital, también podemos hacer una clasificación regular de todos nuestros correos innecesarios. Almacenar un correo electrónico durante 1 año en un centro de datos emite 10g de CO2, tanto como la producción de una bolsa de plástico o una bombilla encendida durante una hora. Más para aquellos con un archivo adjunto voluminoso. ¡Pequeña limpieza de primavera pero paso ecológico grande!

  1. Optimizar su búsqueda en internet

Para reducir su número de búsquedas, y por lo tanto el número de idas y vueltas en servidores remotos, uno puede utilizar palabras clave relevantes para ser eficaz. Y añadir los sitios visitados regularmente como favoritos.

  1. Cerrar pestañas innecesarias

Tratamos de no caer en la tentación de abrir mil pestañas para las búsquedas de nuestros trabajos de estudio, de artículos a escribir, o de información a encontrar. Cerrar las ventanas y pestañas no utilizadas evita un consumo de energía innecesario.

  1. Desconectar los dispositivos por la noche

Si no los usamos, es mejor apagar nuestros dispositivos tecnológicos en lugar de mantenerlos en espera todo el tiempo. Incluso podemos desconectarlos por la noche y pensar en hacerlo sistemáticamente cuando nos vamos el fin de semana: ahorra más en la factura de electricidad.

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.