• |
Región Digital

Los concursos de acreedores se dispararán un 50% a partir de marzo

Los concursos de acreedores pueden dispararse un 50% a partir del 14 de marzo, según el Consejo General de Procuradores.

27 enero 2021 | Publicado : 09:38 (27/01/2021) | Actualizado: 19:28 (27/01/2021)

Los concursos de acreedores se dispararán un 50% a partir de marzo y será necesario acudir a los servicios de un consultor especializado que ayude a las empresas a salir del trance, o a sobrellevar este proceso de la mejor manera posible. La crisis provocada por la pandemia del Covid-19 no cesa. Según datos de diciembre último, la mitad de las empresas españolas en todos los sectores ya ha entrado en pérdidas.

Liderando la insolvencia

Las previsiones del Consejo General de Economistas de España son aún más pesimistas. Prevén que el índice de insolvencia de las empresas en España se incrementará un 41%, frente a la media mundial del 35%. El Registro de Economistas Forenses (Refor) de este Consejo General augura que España se situará entre los primeros países del mundo en porcentajes de incremento de insolvencias este año 2021.

Ante esta situación, los procuradores piden más competencias para aliviar el colapso en los juzgados, sobre todo provocado por las numerosas ejecuciones hipotecarias que se están llevando a cabo.

La Ley Concursal contempla que su principal objetivo es “sanear las sociedades para devolverlas con vida a la sociedad”. Pero en la práctica, cuando se produce un concurso de acreedores sin el asesoramiento de un experto, los mencionados procedimientos concursales pueden acabar más fácilmente con el cierre definitivo de la sociedad mercantil. Por esto es muy urgente agilizar los procedimientos concursales.

Salvar la empresa

Según Igor Ochoa, reconocido experto en gestión de crisis de la consultora Dipcom Corporate y asesor de numerosas empresas, el concurso de acreedores no tiene por qué suponer la “muerte” de la empresa.

De hecho, “desde el año 2006, y a través de mi equipo de profesionales, hemos ido desarrollando y consolidando una metodología propia que permite abordar con éxito el concurso de acreedores en la pequeña y mediana empresa”, dice Igor Ochoa.

“El método contempla como único y máximo objetivo el reflotamiento de negocios durante el proceso concursal. No importa la fase de crisis en la que se encuentre la compañía. Con nuestra metodología se permite incrementar notablemente el porcentaje de éxito en este tipo de situaciones”, añade este experto.

Qué es un concurso de acreedores

Según se explica en la página web de Igor Ochoa, “el concurso de acreedores es un procedimiento previsto por ley para solventar escenarios en los que un negocio no tiene capacidad de atender pagos y obligaciones con sus acreedores (proveedores, trabajadores, bancos, instituciones, etc…) en los plazos pactados. En pocas palabras, la empresa no tiene dinero para pagar todo lo que debe.

Cuandoel negocio es viable, pero se encuentra insolvencia temporal, normalmente la empresa tendrá una estructura de la deuda inadecuada y, por tanto, carecerá de la liquidez necesaria para pagar a sus acreedores a tiempo. En estas ocasiones, simplemente habría que trabajar en una reestructuración de la deuda con bancos, proveedores e instituciones.

Cuando el negocio es inviable, el problema es más profundo, pero no por eso irresoluble. En este tipo de empresas nos encontraremos normalmente con problemas estructurales, operativos e incluso comerciales. En situaciones extremas, la compañía podría tener patrimonio neto negativo. En todos estos casos, el alcance de nuestro trabajo será más extenso y puede alcanzar a diferentes áreas de la empresa: ajuste de la plantilla de trabajadores, reorganización productiva, reestructuración financiera y/o comercial, etc.

En ambos casos, los administradores están obligados a instar concurso de acreedores voluntario, ya que la empresa se encuentra en estado de insolvencia provisional. De no hacerlo, en la fase de calificación se podría determinar concurso culpable y derivarse la responsabilidad al consejo de administración con consecuencias legales y económicas para sus miembros.

Sectores afectados por el concurso de acreedores

En los últimos meses, han sido numerosas las empresas que han entrado en concurso de acreedores, como consecuencia de la crisis derivada del Covid-19. He aquí algunos ejemplos de sectores más afectados.

Multipropiedad y hostelería. Muchas empresas del sector de la hostelería y resorts en multipropiedad se han declarado en concurso de acreedores. Los complejos vacacionales de tiempo compartido (timesharing) no están cubriendo las expectativas mínimas y numerosos hoteles han tenido que cerrar.

Construcción. La prensa económica especializada informaba en diciembre pasado que, aunque la hostelería es el sector que más incrementa las cifras de concursos declarados, cerrando el año 2020 con 459 y con un aumento de 101 concursos, los sectores donde más procedimientos se han iniciado el año pasado son Comercio (985), y Construcción y actividades inmobiliarias (827), que recortan un 18% y un 10% respectivamente, siendo los que más bajan en valor absoluto.

Hostelería es el que más crece, añade 40 a los 34 del año pasado, y Comercio, con 98, y Construcción y actividades inmobiliarias, con 69, son los más castigados.

Centros comerciales. La pandemia del coronavirus ha afectado gravemente al sector retail en nuestro país. Las restricciones de las autonomías para frenar la tercera ola de contagios están siendo “la puntilla”.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.