the geco
  • |
Región Digital

Osteopatía: una técnica con múltiples aplicaciones

El propósito de esta técnica curativa es recuperar la armonía que ha perdido el organismo debido a diversas situaciones.

11 febrero 2020

Existen diversas técnicas que buscan una mejora en las funciones orgánicas, un bienestar en el cuerpo que facilite la calidad de vida. Algunas de estas técnicas son milenarias, mientras que otras son relativamente recientes, pero sus beneficios están bastante demostrados. 

Una de estas últimas es la osteopatía, que tiene aplicaciones para los huesos y músculos, aunque también es eficaz en determinados problemas de salud. El osteópata Pedro Torres responde a algunas preguntas habituales al respecto. 

Primero de todo, ¿qué es la osteopatía? 

La osteopatía es una técnica desarrollada en los Estados Unidos en el último cuarto del siglo XIX, por tanto, se utiliza desde hace casi un siglo y medio, lo que a pesar de ser bastante tiempo comparado con otros métodos, es novedosa.

Esta técnica es un método no invasivo, que se aplica manualmente, basado en determinar primero qué condiciones tiene el paciente en cuanto a ánimo y estado mental, tras lo cual se hace una exploración corporal, en la que se determinan las áreas donde se necesita apoyo. Una vez definido todo, se establece un plan de acción.

¿Existen diferentes tipos de osteopatía?

Es cierto, hay 3 tipos de osteopatía en función de las zonas del cuerpo que se quieran atender:

  • Osteopatía craneal, que tiene efecto en problemas de índole nervioso, como migrañas y otros dolores de cabeza, espalda, etcétera.

  • Osteopatía visceral, que trabaja para acabar con la rigidez del cuerpo a nivel interno, mejorar la circulación y facilitar la movilidad de los órganos con el fin de lograr una mayor calidad de funciones.

  • Osteopatía estructural, centrada en los huesos y músculos del cuerpo. Permite reducir el malestar, mejora la movilidad de las articulaciones y la elasticidad. Es la que se aplica de forma más general, y aporta beneficios en diversos trastornos, no solo respecto a huesos y músculos, sino también en el sistema respiratorio, circulatorio y otros.

¿Cuáles son las aplicaciones de la osteopatía?

La lista de aplicaciones y beneficios de la osteopatía en realidad es bastante amplia, y engloba todo el cuerpo en su conjunto. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Problemas de columna como las lumbalgias, lesiones cervicales, escoliosis o hernias de disco.

  • Dolores viscerales de diversas naturalezas, incluidos los problemas de digestión, colon irritable, estreñimiento, colitis o náuseas.

  • Afecciones renales como insuficiencia, cistitis, incontinencia o dolores a la hora de orinar.

  • TDAH, aunque no se trata de una cura, la osteopatía ayuda a reducir el trastorno de hiperactividad.

  • Dolores articulares provocados por lesiones, estrés y otros. También es útil para prevenir la artrosis y tratar a pacientes en los primeros estados de la enfermedad.

  • Sistema inmunitario, al estimular los mecanismos naturales del organismo para protegerse frente a agentes externos.

  • Alteraciones del sueño, incluidos los ronquidos o rechinar los dientes mientras se duerme.

  • Otros problemas como los ginecológicos o trastornos de recién nacidos, entre otros.

¿La osteopatía y la fisioterapia son lo mismo?

Esto es un error bastante común, ya que en realidad, se tratan de terapias complementarias, aunque no son lo mismo. La fisioterapia utiliza ejercicios de osteopatía, aunque su función se centra en tratar los dolores, mientras que la osteopatía tiene un objetivo mucho más amplio.

Como he comentado antes, las aplicaciones de la osteopatía buscan equilibrar el organismo en su conjunto, más allá de acabar con los dolores. De hecho, estos se reducen o eliminan porque el cuerpo se recupera y puede combatir mejor los motivos que llevan a cada trastorno.

¿Quién puede realizar un tratamiento de osteopatía?

Es una cuestión bastante importante también, ya que es imprescindible ponerse en las manos adecuadas para obtener los beneficios de la osteopatía. En España solo puede practicarla un profesional titulado, que tenga los conocimientos necesarios para valorar la situación en la que se encuentra un paciente, tras una revisión previa, y determinar cuál es el método adecuado en cada caso.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.