the geco
  • |
Región Digital

La revolución inacabada del Atlético de Madrid

30 enero 2020

El Atlético de Madrid se ha consolidado en la última década como el tercer equipo de España tras lograr en 2014 romper la monotonía de Real Madrid y Barcelona al ganar la Liga y disfrutar ese mismo año y en 2016 de dos finales de Champions que no pudo ganar, de la mano del Cholo Simeone. En Betfirst siempre parte como uno de los favoritos en el fútbol español.

El equipo colchonero ha crecido en base a un estilo de juego muy definido que pocos rivales han sido capaces de hacerle frente, pero esta buena dinámica, especialmente durante las temporadas en las que encadenó título liguero y dos finales continentales, ha sufrido un bajón en los cursos recientes. Desde su afición y el mundo del fútbol en general se ha pedido al club que dé un paso hacia adelante. Es cierto que ganó la Europa League en 2018, pero es un título menor y la hinchada atlética quiere volver a ver a su equipo competir por el título nacional y con los rivales más grandes de Europa.

El verano pasado fue especial para el Atlético de Madrid, ya que significó una revolución con la salida de jugadores franquicia que han formado parte de la seña de identidad de este equipo durante los últimos periodos de éxitos y la llegada de futbolistas han exigido realizar una gran inversión nunca antes conocida en este club. La salida de Antoine Griezmann, el atacante referencia del conjunto madrileño durante los últimos cursos, llevó a la entidad a pagar 120 millones de euros por la nueva perla portuguesa, el joven Joao Félix que brilló por todo lo alto en el Benfica. También han llegado otros futbolistas consagrados pero con mucha proyección cómo es el caso de Álvaro Morata, Nikola Savic o Lemar. Estas incorporaciones han obligado al Cholo Simeone a buscar un nuevo estilo de juego para adaptarse a los futbolistas que cuenta ahora en la plantilla y este reto no es nada fácil. El fútbol que ha caracterizado a su equipo recientemente ha estado marcado por mucha intensidad trabajo y orden. Los refuerzos le piden ahora un ligero cambio con un fútbol de más posesión y verticalidad. Tras cinco meses de competición, ha quedado claro que el entrenador argentino todavía no he encontrado la fórmula.

En Liga, el equipo rojiblanco se ha despedido rápido de sus posibilidades de obtener el título pese a que tanto Real Madrid como Barcelona han realizado un inicio de competición muy irregular que ha llevado a otros rivales a ocupar el liderato en determinadas jornadas. El Atleti, por su parte, ha llegado al mes de enero diciendo adiós a la idea de ganar el campeonato doméstico, demasiado pronto dada la fuerte inversión que se realizó el pasado verano en el Wanda Metropolitano. El drama no sería tanto si no fuera porque la Cultural Leonesa, un equipo de Segunda División B, ha eliminado el Atlético en la tercera ronda de la Copa del Rey, la primera que jugaba el conjunto colchonero. Un auténtico desastre para un equipo que siempre le da mucha importancia a esta competición.

¿Puede ser la Champions la salvación del Atlético?. Asumiendo que ganar esta competición supone contar con una gran cantidad de factores a favor, entre ellos la suerte, y en contra de otros equipos; hay que tener también en cuenta que el camino del Atlético para lograrlo no será nada fácil. El equipo tuvo la mala fortuna de quedar encuadrado en su grupo con la Juventus de Cristiano Ronaldo, lo que le condenó a la segunda posición. Esto implica enfrentarse a un primero en la ronda de octavos de final y al conjunto madrileño le ha caído el coco, el Liverpool de Jürgen Klopp, el equipo que mejor juega al fútbol en Europa y actual campeón de la Champions. Casi nada. Independientemente de sus posibilidades en esta eliminatoria, no hay duda que el éxito del Atlético de Madrid en esta temporada pasa únicamente por ganar la Copa de Europa. Llegar a la final sería un gran logro pero hacerlo y perderla de nuevo tras las decepciones de 2014 y 2016 sería un golpe muy duro para un club que necesita un par de años para asumir este cambio de estilo, quizá por entonces el Cholo Simeone ya no sea su entrenador.

Caso paralelo en Europa

Hay otro ejemplos en el continente europeo de equipos que el pasado verano trataron de transformar su plantilla y que no han obtenido éxito. El caso más singular es el del Arsenal de Londres, un club que fue la referencia del fútbol inglés a principio de siglo pero que no está siendo capaz de adaptarse a los nuevos tiempos. Las millonarias inversiones en fichajes calavera no no están ofreciendo el resultado esperado y en el caso de este curso, el equipo pelea por la parte media de la Premier. Es evidente que la sombra de Arsene Wenger todavía está presente.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.