arroces
  • |
Región Digital

En análisis: Los límites de la legítima defensa

Es una figura regulada jurídicamente, pero su aplicación causa controversia social de forma permanente.

11 septiembre 2019 | Publicado : 19:13 (11/09/2019) | Actualizado: 12:41 (13/09/2019)

Era el mes de diciembre del pasado año cuando un joven llamado Borja se enfrentaba a un atracador en Málaga, propinándole varios puñetazos y causándole finalmente la muerte. Su objetivo era impedir que el hombre robara el bolso de una mujer, pero, a causa del fatal resultado del forcejeo, ha sido condenado a dos años de prisión. 

Este caso, una vez más, ha reabierto el debate sobre la aplicación de la figura jurídica de la legítima defensa. Tal y como ocurrió en casos similares, como el que protagonizó en 2011 un miembro de la familia Tous - que mató a un ladrón cuando este intentaba entrar en su vivienda -, ante este tipo de resoluciones judiciales la opinión pública está dividida. 

A un lado se encuentran los que opinan que, con el objetivo de defenderse a uno mismo, a otros o a sus propiedades, todo está justificado. Mientras tanto, otros sostienen que en ningún caso matar a alguien es una acción que deba quedar impune, salvo que la propia vida o la de otros esté en verdadero peligro. 

Sin embargo, a pesar de esta controversia, no debemos olvidar que la legítima defensa se encuentra jurídicamente regulada en nuestro país. Concretamente, en el artículo 20 del Código Penal.

De la defensa a la venganza

Cruzar la línea entre la defensa de un bien o una vida y la animadversión o venganza hacia la persona que ha iniciado el ataque parece ser el límite que establece la existencia o no de legitimidad en la defensa. Tal y como señalan Arturo González y Saray Contreras, de Dexia Abogados, “debe percibirse una falta de provocación y animadversión suficiente por parte del defensor, ya que en la legítima defensa entendemos que el sujeto simplemente trata de defenderse a alguien o algo que pueda verse en peligro”. 

En el caso Borja, además, el resultado del enfrentamiento fue la muerte del atacante, algo que, según González y Contreras, “puede ser considerado como el mayor de los delitos que existen, puesto que pone fin a la vida de una persona”. Por lo tanto, en opinión de los abogados, “la sentencia es más que justa”.

Además, señalan, “la pena impuesta responde a un delito imprudente, al reconocerse que el condenado no tenía como principal objetivo que se causara ese resultado”.

El juez tiene siempre la última palabra

En las sentencias dictadas en estos y otros casos con elementos más o menos similares puede parecer que entran en juego muchos elementos subjetivos. Sin embargo, como afirman desde Dexia Abogados, “los requisitos para apreciar la legítima defensa son muy claros y están muy tasados: existencia de una agresión ilegítima, necesidad racional del medio empleado para la defensa y falta de provocación suficiente por parte del defendido”. 

Así, no necesariamente la autoridad judicial tiene ‘libertad total’ para interpretar los hechos, sino que ha de atenerse a lo dispuesto en la ley. Y, de nuevo en referencia al caso Borja, la decisión tomada ha sido justa, “ya que se ha atenido estrictamente a lo dispuesto en el Código Penal”, explican los expertos.

Saray Contreras y Arturo González apuntan también que no debemos olvidar, en ningún momento, que “el juez es el encargado de dejar a un lado cualquier atisbo de subjetividad y reconducir la situación al punto de vista objetivo, para así dar más racionalidad al fallo de la sentencia”. Para ello, se ayudará de una serie de elementos que rodeen a la acción, como testigos, documentos, grabaciones, periciales, etc.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.