arroces
  • |
Región Digital

Diamante Conmemorativo: una tendencia Post-Cremación que crece en la Industria Funeraria

Convertir cenizas humanas en diamantes es una nueva alternativa al entierro en México.

16 agosto 2019 | Publicado : 12:42 (16/08/2019) | Actualizado: 11:29 (19/08/2019)

Foto: Convertir cenizas humanas en diamantes es una nueva alternativa al entierro en México

La industria mundial del cuidado funerario se encuentra actualmente en transición en los principales mercados. Esta situación se debe a la creciente ola de demanda de los millennials, interesados ??en formas personales y más significativas de enterrar a sus seres queridos que se fueron, en lugar de simplemente ponerlos en el suelo o almacenar sus cenizas en una urna.

Convertir cenizas humanas en diamantes es una de las nuevas alternativas a los procesos tradicionales de despedida de seres queridos. En consecuencia, los diamantes conmemorativos se han apoderado de la industria funeraria en México para brindar una solución moderna a esta demanda, dado que el precio diamante conmemorativo también resulta conveniente.

México Y La Creciente Problemática De Cementerios Superpoblados 

En México, la tasa de mortalidad es de 5.24 / 1000 personas. La concepción de la muerte se acompaña de una rica tradición oral que mantiene vivo al difunto al enseñar a las generaciones futuras sobre la personalidad, los intereses y la naturaleza de sus antepasados.

 

La industria funeraria en México se divide en la ceremonia (servicios funerarios conmemorativos), la disposición de restos a través de la cremación o el entierro y la conmemoración (arte conmemorativo). La novedad del diamante conmemorativo a partir de cenizas en México viene a renovar una de estas facetas: no solo por la originalidad sino que también por el diamante conmemorativo precio.

 

Las novenas son una parte importante del proceso de duelo. Se llevan a cabo durante nueve días después de que el difunto ha sido despedido y tienen el objetivo de brindar contención a los dolientes y protección al fallecido.

 

Sin embargo, con una población de más de 129.2 millones de personas, las leyes de México ahora requieren que los miembros de la familia desentierren a sus fallecidos después de algunos años para dejar espacio para los recién fallecidos. Esta disposición conlleva a la elección de la cremación y las cenizas en lugar de la inhumación, que requiere de cuidados regulares y una alta inversión. Convertir cenizas humanas en diamantes surge como una alternativa viable a esta compleja situación.

 

En 2014, México declaró oficialmente que no existe más terreno público disponible para crear nuevos cementerios y en 2015, la diputada Polimnia Sierra propuso reducir aún más el tiempo vacante en el que los restos pueden permanecer en una tumba con el objetivo de promover la cremación y la conservación a través de cenizas de los seres queridos.

 

Para crear espacio, los cementerios en México ahora están agregando cuerpos a las tumbas originalmente construidas para 1 persona. 

 

La superpoblación de cementerios es una situación de complejidad que atraviesa el mundo entero. En París y Mumbai, por ejemplo, se han propuesto torres dedicadas a ser cementerios verticales. En este contexto surgió la idea y el desarrollo tecnológico del diamante conmemorativo a partir de cenizas.

 

En la Ciudad de México hay otro proyecto en marcha: la Torre de los muertos, una necrópolis vertical con 250 metros de profundidad subterránea. Por otro lado, convertir cenizas humanas en diamantes comienza a ser un procedimiento más usual frente a estas condiciones.

 

En México, las familias deben retirar los restos de sus seres queridos después de un determinado lapso de tiempo. Algunos optan por conservar las cenizas del difunto después de una cremación u obtener un diamante conmemorativo. Los restos que no son reclamados por nadie son nuevamente enterrados en una fosa común o apilados con otros en altares expuestos.

 

A partir de 2019, cada vez más familias están abrazando otras formas de funeral, como la cremación y la convertir cenizas humanas en diamantes. Estos son más baratos que el entierro en un cementerio y también son más convenientes. 

 

Hoy en día, también hay muchas formas nuevas de manejar las cenizas en honor de un ser querido fallecido, como el novedoso procedimiento de  convertir cenizas humanas en diamantes.

El Significado De Convertir Cenizas De Seres Queridos En Un Diamante Conmemorativo

Foto: Los diamantes conmemorativos están hechos con tecnología HPHT

Los diamantes conmemorativos están hechos con tecnología HPHT

Convertir cenizas humanas en diamantes significa transformar las cenizas en un diamante conmemorativo artificial realizado a partir de las cenizas del difunto y en México, es una de las alternativas con mayor crecimiento frente al entierro tradicional. 

El cabello y las cenizas cremadas se analizan para determinar si contienen suficiente carbono para convertirse en un diamante conmemorativo, se requieren aproximadamente 200 g de cenizas o 10 g de cabello. Convertir cenizas humanas en diamantes pueden dar como resultado un diamante conmemorativo o más, según la cantidad de carbono presente en las cenizas y el tamaño deseado. 

Luego, las cenizas se colocan en un crisol especializado que se calienta a más de 5000 F para asegurarse de que todos los elementos, excepto el carbono, se oxiden. La temperatura se eleva aún más para que el carbono se convierta en grafito. 

El grafito con un catalizador de metal y un cristal de diamante se colocan en el núcleo. El núcleo se introduce en una prensa diamantada especializada capaz de crear una tensión extrema que luego comienza a funcionar, lo que aumenta la presión a aproximadamente 800,000 libras / pulgada cuadrada.

El proceso de convertir cenizas humanas en diamantes lleva de 6 a 9 meses, lo cual también determina el precio diamante conmemorativo. Durante el último paso del proceso, cuando la prensa está funcionando, la temperatura en el cubículo se mantiene alrededor de 2500F, de modo que las cenizas convertidas en un diamante conmemorativo se vuelven sólidas. Este proceso da como resultado cristales ásperos que se cortan y pulen para lograr el diamante conmemorativo final. 

Convertir cenizas humanas en diamantes es un proceso que requiere de experticia y máximo cuidado de las condiciones de trabajo, que sólo empresas con estrictos estándares pueden cumplir. La manipulación de cenizas para lograr un diamante conmemorativo no sólo involucra un proceso técnico sino un proceso ético, donde se requiere manejar con cuidado y respeto los restos humanos.

El significado de un diamante conmemorativo radica en el hecho de que:

1-Un diamante conmemorativo es para siempre, ya que los diamantes son el material natural más duro conocido en la Tierra. Esto es un símbolo de que ser querido fallecido vivirá para siempre, a través del tiempo y en un compuesto que no afecta el medio ambiente sino que se funde con la naturaleza.
2-Un diamante conmemorativo es un hermoso homenaje a la vida de un difunto. Se pueden personalizar con rasgos de atributos preferidos del fallecido como color, metal o diseño. También se puede agregar la edad o fecha de nacimiento.
3-Un legado eterno que se puede transmitir a las generaciones futuras en la familia, ya que el diamante conmemorativo es producido en condiciones de alta calidad que permiten que una larga durabilidad.
4-Son convenientes: convertir cenizas humanas en un diamante conmemorativo evita que los allegados pasen por el dolor de no sólo perder a un ser querido sino que también deban exhumar sus restos sean exhumados unos años más tarde para crear espacio para otros según las leyes de México.

En 2016, los restos del famoso arquitecto de México Luis Barragán se convirtieron en un diamante conmemorativo de 2,02 quilates que se convirtió en un anillo de compromiso para Federica Zanco, fundadora y directora de la Fundación Barragán. 

Los Líderes Mundiales De La Industria Del Diamante Conmemorativo

La creación del diamante conmemorativo es una artesanía dedicada a hacer gemas a partir de cenizas que representan la personalidad única de un ser querido fallecido. El proceso requiere un conjunto combinado de habilidades diferentes que son exclusivas de un pequeño número de empresas que lideran el comercio mundial de los diamantes conmemorativo en la actualidad. Éstos incluyen;

Algordanza: Es una palabra histórica suiza que significa "recuerdo". La compañía tiene su sede en Domat / Ems en Graubünden, Suiza. Su colección de diamantes conmemorativos presenta cortes de Asscher, brillante, esmeralda, princesa, radiante o corazón en tamaños de 0.3ct a 10.ct. Los precios comienzan en CHF 3500 (diamante conmemorativo precio: 67.936 pesos mexicanos) y solo ofrece el diamante conmemorativo azul.

 

Heart in Diamonds: Con sede central en Europa, la colección del diamante conmemorativo incluye diamantes blancos, azules, amarillos naranjas, rojos profundos y verdes amarillos. Los recortes disponibles incluyen: brillante, radiante y princesa, y los tamaños de diamantes varían de 0.015ct a 2ct. Un diamante conmemorativo precio de esta característica comienza en aproximadamente 14,298 pesos mexicanos.

 

Lifegem: Con sede en Chicago, EE. UU, los colores del diamante conmemorativo incluyen: incoloro, azul, rojo, amarillo y verde en tamaños que van de 0.15ct a 2.0ct. Los cortes incluyen redondeado, princesa o radiante y sus precios comienzan aproximadamente 38,129 pesos mexicanos.

 

LONITE: Proviene de la palabra francesa Longévité que significa "durar en el tiempo". La compañía está ubicada a 25 minutos del centro de Zúrich, Suiza, pero tiene varias sucursales en ciudades importantes como Berlín en Alemania, Londres en el Reino Unido, Búfalo en el estado de Nueva York, EE y Sídney en Australia, entre otros. Su colección de variados tipos del diamante conmemorativo incluye tamaños de 0.25ct a 1.0ct y en 6 cortes: brillante, princesa, radiante, asscher, esmeralda y corazón. Vienen en 5 diferentes colores: ámbar natural, rojo, azul, amarillo verdoso y puramente incoloro. Los precios comienzan en 28,000 pesos y el diamante conmemorativo se puede colocar en joyería a elección.

 

Frente a la gran problemática de las necrópolis alrededor del mundo, la transformación de cenizas en un diamante conmemorativo se expande como una tendencia en varios países, incluso en México. Desde diferentes tonalidades, cortes y quilates, la industria funeraria encuentra un espacio donde hacer foco donde converge el homenaje, la ecología y el arte.

 

En conclusión, los diamantes conmemorativos a partir de cenizas se presentaron al mercado mexicano como una solución a una problemática espacial y económica. Sin embargo, cuenta con importantes ventajas quizás desconocidas para otras generaciones: un plus de ecología que se suma a una compañía permanente y hermosa de los seres queridos que ya no están.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.