arroces
  • |
Región Digital

Acto institucional en la Asamblea

Extremadura recupera la unidad en el apoyo a las víctimas del terrorismo

Fernández Vara aboga por recordar su memoria para "honrarlas en el presente y en el futuro" y evitar que determinadas conductas puedan repetirse.

06 septiembre 2019 | Publicado : 12:09 (06/09/2019) | Actualizado: 12:45 (06/09/2019)

Ep./Rd.

La Asamblea de Extremadura ha acogido por segundo año consecutivo un acto institucional de homenaje a las víctimas del terrorismo al que han asistido representantes de todas las fuerzas políticas, asociaciones de víctimas, miembros de las fuerzas de seguridad del Estado y representantes de la sociedad civil de la comunidad autónoma.

El acto, que ha concluido con un intenso minuto de silencio en recuerdo a las víctimas, ha contado con la participación del presidente de la comunidad, Guillermo Fernández Vara, la presidenta del parlamento autonómico, Blanca Martín, así como del director del Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez Iribarren, y la directora general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos Piñeiro.

Junto a representantes de Ciudadanos, Unidas por Extremadura y también de Vox, que no tiene representación parlamentaria, también han estado presentes los expresidentes de la Junta Juan Carlos Rodríguez Ibarra y José Antonio Monago, actual presidente del PP regional. Y es que cabe destacar que este año el homenaje ha logrado reunir a todos los partidos de la Cámara regional, ya que en la pasada edición el PP decidió no participar al considerar que se trataba de un acto partidista y que obviaba a una parte de las víctimas.

Memoria, dolor, justicia e historia son algunas de las palabras más repetidas en las intervenciones. Así, el jefe del Ejecutivo regional ha manifestado la necesidad de seguir insistiendo en recordar la memoria de las víctimas del terrorismo para "honrarlas en el presente y en el futuro" y para evitar que determinadas conductas puedan repetirse.

En este sentido, el máximo mandatario extremeño ha dicho “que igual que el terrorismo nos hace peores como sociedad, las víctimas y sus familias nos han hecho mejores”.

Y es que, según sus palabras, han demostrado que han sido capaces de aguantar la soledad, el silencio y a veces el olvido, de ahí que haya insistido en la tarea que tenemos todos de “seguir honrando para agradecer”.

A este respecto, Fernández Vara ha admitido que no “está en juego quien gana o quien pierde, sino recordar a los que perdieron”, tal y como informa la Junta en una nota de prensa.

A colación de esto último, el presidente extremeño ha abogado por eliminar cualquier enaltecimiento del terrorismo, una cuestión en la que deben implicarse las instituciones, pero que es una “tarea que incumbe al conjunto de la ciudadanía”.

Así, Fernández Vara ha añadido que allí donde no llegue el reproche judicial, sí debe llegar el social, en alusión a los homenajes que se realizan a terroristas.

Por último, el jefe del Ejecutivo regional ha finalizado su intervención agradeciendo a las asociaciones y familiares su presencia y emplazándolos a un nuevo encuentro el próximo año.

UNIDAD DE LAS FUERZAS POLÍTICAS

Por su parte, la presidenta del Parlamento autonómico ha apelado a la "unidad" de las fuerzas políticas como una de las "mayores fortalezas" para luchar contra el terrorismo.

Durante su intervención, Blanca Martín ha afirmado que este viernes el Parlamento autonómico, sede del poder legislativo, "es el símbolo de la alianza por la memoria y la reparación de aquellos que sufrieron y sufren la barbarie terrorista", al tiempo que ha destacado que el terrorismo "debe ser perseguido a través de sistemas de justicia penal y con todas las garantías de un proceso justo en el marco del Estado de Derecho".

Al mismo tiempo, la presidenta de la Asamblea de Extremadura ha subrayado que la lucha contra el terrorismo y el respeto “escrupuloso” de los derechos humanos son dos objetivos que se refuerzan y complementan, a la vez que ha recordado que la violencia en la actualidad afecta a todos, sin importar el lugar en el que se viva.

En este sentido, Martín ha asegurado que la sociedad española, que ha vivido un largo periodo de su historia democrática con miedo, "ha sabido con resilencia, ahínco y empeño dar lo mejor de sí misma" y ha logrado erradicar a la banda terrorista ETA, tal y como informa el Parlamento regional en una nota de prensa.

“La unión de los demócratas fue el símbolo de la lucha unitaria de la democracia contra ETA”, ha aseverado la jefa del Legislativo extremeño, quien ha valorado la labor desempeñada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y también el papel de los representantes públicos y de sus familias, especialmente en Euskadi.

Por ello, Martín ha considerado que se debe escribir el relato de una historia que “no puede ser maquillada”, una historia de dolor, de valores conquistados y de fortaleza, al tiempo que ha destacado que la sociedad actual tiene un deber inexcusable, la memoria.

“En pro de esa memoria debemos tener presente siempre la unidad de las fuerzas políticas de este país y de esta región como una de nuestras mayores fortalezas de la lucha contra el terrorismo”, ha añadido la presidenta de la Asamblea de Extremadura.

Finalmente, Martín ha afirmado que la amenaza terrorista internacional sigue latente, al tiempo que ha concluido que las víctimas son de todos y ha abogado por no poner separatas donde solo hay dolor.

MEMORIA FRENTE AL OLVIDO Y LA JUSTIFICACIÓN

A su vez, el director del Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo, ha resaltado que con actos como el que se celebra en Extremadura cada 6 de septiembre, las instituciones hacen un "ejercicio ejemplar de memoria y justicia".

Una memoria, ha añadido Florencio Domínguez, que levanta acta del sufrimiento injusto e impide ningún tipo de tolerancia con la impunidad", así como "previene a la ciudadanía frente a la tentadora solución del olvido forzado e interesado".

En este sentido, ha señalado que el terrorismo de ETA ha desaparecido gracias al Estado de Derecho, pero no han desaparecido, sin embargo, los daños provocados, en tanto que las familias "siguen sufriendo por sus seres queridos que fueron asesinados", así como hay muchos heridos que aún arrastran sus lesiones.

Así, y tras recordar que continúa viva la amenaza del terrorismo yihadista, ha señalado que con la desaparición de ETA "es más fuerte la tentación de olvidar", pero colectivamente el país no se puede permitir este "lujo", y en este sentido ha remarcado que las instituciones tienen el deber de "actuar para cultivar la memoria de las víctimas y no sumarse a las filas de quienes quieren pasar página y olvidar lo ocurrido".

Además, ha señalado que la memoria de las víctimas supone un elemento esencial para la deslegitimación ética, social y política del terrorismo, y su preservación es, por tanto, el "mejor servicio" que se puede prestar a las víctimas.

Finalmente, ha señalado que ésta, la memoria, no debe ser "neutral ni equidistante" frente a la violencia, tiene que contribuir a "privar al terrorismo de cualquier justificación o reconocimiento", y esta es una obligación, ha dicho, que obliga "a todos", desde las asociaciones de víctimas, las instituciones y a los ciudadanos.

RESPUESTA INSTITUCIONAL Y EDUCACIÓN

Por último, la directora general de Apoyo a las víctimas, ha destacado la obligación de las administraciones de dar una respuesta a las víctimas, una realidad cambiante con la aparición de nuevas formas de terrorismo como la sufrida en los últimos atentados en España, en Barcelona y Cambrils.

Además, ha señalado que es necesario evitar que los terroristas se conviertan en "referentes para la juventud", haciendo frente a su propaganda y su narrativa. "Hay una batalla crucial por el relato", ha señalado Ramos.

Al respecto ha abogado por impedir los actos de exaltación cuando regresan los terroristas tras cumplir pena, que a pesar de que los jueces no lo consideran enaltecimiento del terrorismo, son celebraciones "del todo condenables" en tanto que producen una "humillación de las víctimas y de sus familiares".

Por ello, ha abogado por ganar la batalla "cultural y social" a ETA a través de las políticas de estado. Para ello, es "crucial" la labor del centro para la memoria de las víctimas, en tanto que "solamente dando voz a esas injusticias pasadas construiremos un futuro en España sin violencia".

Otro de los pilares en esta lucha pasa por la educación, y en este sentido considera "fundamental" enseñar lo que ha supuesto el terrorismo y el papel de las víctimas.

Para ello ha abogado por llevar las voces de las víctimas a las aulas como una manera de que los jóvenes vean las consecuencias del terror, en tanto que los damnificados son "agentes fundamentales de prevención del fundamentalismo", motivo por el que espera que los centros educativos extremeños repitan la experiencia del curso pasado en el que está a punto de comenzar.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.