ayto merida
  • |
Región Digital

Osuna pide "gestos" y calendario a azucarera para volver a otorgarle beneficios fiscales

El alcalde de Mérida recalca que no se puede conceder "sine die" una declaración que implica una reserva de suelo -propiedad de la Junta- en ExpacioMérida.

26 noviembre 2020 | Publicado : 14:11 (26/11/2020) | Actualizado: 17:08 (26/11/2020)

Ep.

El Ayuntamiento de Mérida ha dejado sin efecto la declaración de especial interés o utilidad pública de las obras de instalación de la azucarera en Expacio Mérida, como ya avanzara a comienzos de semana el propio alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, quien no obstante se ha comprometido a tramitar de nuevo los beneficios fiscales para este u otro proyecto de similares características si en las próximas fechas plantea un calendario de actuaciones o aporta algún "gesto" que aporte "certidumbres" sobre el proyecto empresarial.

Dicho acuerdo fue adoptado el 15 de noviembre de 2017 y concedía bonificaciones de en torno al 90% en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), el Impuestos sobre Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, para un proyecto que contempla una inversión de 400 millones de euros y la creación de 200 puestos de trabajo directos.

Este jueves ha quedado sin efecto tras la votación en el Pleno de la propuesta planteada por el propio alcalde, que ha recibido únicamente el apoyo de Unidas por Mérida, mientras que PP, Ciudadanos y Vox han votado en contra.

En su intervención, Rodríguez Osuna ha defendido que no se puede conceder "sine die" una declaración que implica una reserva de suelo --propiedad de la Junta-- en el polígono industrial ExpacioMérida, que podría estar "cercenando la posibilidad" de que lleguen otros proyectos empresariales con "amplias necesidades" de terreno.

Y es, según ha señalado, las 60 hectáreas que se reservaron para la azucarera en Mérida, dejan libres únicamente otras 40 (400.000 metros cuadrados), en el citado polígono industrial propiedad de la Junta, lo que conlleva que "otras oportunidades con necesidades de terreno pueden estar escapándose", si bien no ha concretado que haya ninguna opción sobre la mesa en estos momentos, pero sí ha dicho que "hay multinacionales en busca de espacio", para las que este terreno "no es suficiente", y menos, ha añadido, en parcelas separadas.

Según ha señalado, tres años es tiempo un tiempo suficiente para que la compañía hubiera dado más pasos hacia la concreción del proyecto, y en este sentido ha recordado que ni siquiera ha pagado los 76.000 euros de la licencia de obras otorgada hace tres años, que se va a reclamar por la vía ejecutiva con un recargo del 5%. "¿No creen que es motivo suficiente para pedir un 'feedback'?", ha preguntado Rodríguez Osuna.

No obstante, ha dejado constancia de su "compromiso" de volver a llevar al Pleno una declaración similar en el momento en el que la empresa aporte un "gesto" que ponga de manifiesto que en sus planes sigue estando la instalación de la azucarera en Mérida.

En este sentido, ha reiterado que está pendiente el cierre de una fecha para una reunión, donde espera conocer los planes de la compañía, al tiempo que ha insistido en que no puede "dejar que una gran oportunidad se vaya a otra ciudad porque hay 60 hectáreas reservadas".

El único partido que ha apoyado esta decisión del alcalde ha sido Unidas por Mérida. Su portavoz, Álvaro Vázquez, ha justificado el signo de su voto por coherencia, ya que hace tres años se posicionó y votó en contra de dicha declaración.

Vázquez, que ha recordado que el anterior concejal de Urbanismo de Mérida, Rafael España, es ahora el consejero de Economía de la Junta, ha evitado responsabilizar al alcalde de que el proyecto, por el momento, no se haya materializado, pero sí considera que se "equivocó" en su planteamiento, en tanto que considera que el beneficio fiscal no es una cuestión determinante para la implantación del citado proyecto.

Asimismo, ha criticado que el ayuntamiento favoreciera una "operación de especulación de suelo", al otorgar al promotor de la azucarera la posibilidad de negociar el precio de venta del suelo en el que se instalaría, con lo que las condiciones no serían las mismas para todas las empresas, y en este sentido ha pedido que los términos en las que se volvería a traer la declaración de utilidad pública en caso de que la compañía retome el proyecto sean distintos.

ESPERAR A LA EMPRESA

La portavoz del Grupo Popular, Pilar Nogales, ha rechazado la retirada de la declaración de utilidad pública porque, atendiendo a los argumentos del propio alcalde, al ayuntamiento no le supone tener más suelo, en tanto que el propietario de los mismos es la Junta de Extremadura, y en este sentido se pregunta qué aporta esta decisión "al interés general" de la ciudad.

Nogales comparte el "enfado" del equipo de Gobierno por la demora, pero considera que dejar sin efecto el acuerdo de 2017 es una "medida de presión" a la empresa que "no tendrá una repercusión positiva" para el futuro de un proyecto que, ha subrayado, "les vino muy bien para las elecciones de 2019", en alusión al alcalde y su partido, el PSOE, que ganó con mayoría absoluta.

La edil 'popular' ha señalado que dicha declaración, como estaba, "no perjudica a nadie", por lo que le ha pedido que retirara su propuesta y la reconsiderara a la espera de conocer los planes de la compañía.

"FRACASO" PARA LOS CIUDADANOS

El concejal de Ciudadanos, Andrés Humanes, ha señalado por su parte que se trata de un "fracaso absoluto para los ciudadanos de Mérida" y que dejar sin efecto el acuerdo de hace tres años "no tiene sentido, a no ser que haya una alternativa mejor, que no se nos está contando".

En su opinión, esta "estrategia de presión" al promotor de la azucarera "puede ser muy arriesgada", porque "gigantes tan grandes se lo pueden tomar como se lo pueden tomar", por lo que ha pedido al equipo de Gobierno que sean "prudentes" y que a la hora de "vender futuro, más", para evitar que la ciudadanía quede "decepcionada".

VOX PIDE "PACIENCIA INFINITA"

Finalmente, el concejal de Vox Ángel Pelayo Gordillo, quien ha recordado a Rodríguez Osuna que este era su "proyecto estrella" en las pasadas elecciones, ha señalado que esta medida es "un grave error" que "va a enfadar a la empresa". En este sentido, ha abogado por mantener una "paciencia infinita" con un proyecto de 406 millones de euros.

Además, ha señalado que en las actuales circunstancias "todos los proyectos están siendo ralentizados", al tiempo que ha destacado que "Mérida necesita la azucarera, pero la azucarera no necesita Mérida", porque puede buscar otro emplazamiento. Por todo ello, ha apuntado que, en este asunto, o el alcalde "ha engañado a los ciudadanos o la azucarera le ha engañado a usted.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.