the geco
  • |
Región Digital

Unidas por Mérida "disconforme" con el diseño de campaña de bonos descuento ConsumeMerida

Por su parte, el equipo de Gobierno responde que este grupo político "confunde" el sentido de esta iniciativa que busca incentivar el comercio local.

09 septiembre 2020 | Publicado : 17:57 (09/09/2020) | Actualizado: 18:02 (09/09/2020)

Unidas por Mérida considera que la campaña iniciada por el Gobierno municipal para incentivar el consumo local "supone una iniciativa orientada en la buena dirección como mecanismo para fomentar la demanda de los productos ofrecidos por el pequeño comercio, aunque adolece de fallos evidentes que ponen en tela de juicio su eficacia y equidad".

Así pues, como ya aportara esta formación política a la hora de apoyar en Pleno los Presupuestos Municipales de 2020, las medidas y las inversiones públicas excepcionales que requiere la situación actual "debían encaminarse y adaptarse a los colectivos más vulnerables de nuestra ciudad, destinando la mayor amplitud de recursos posibles y estableciendo los tramos de ayuda adecuados para cada situación".

De este modo, la confluencia política de IU y Podemos considera que "hubiera sido mucho más oportuno y eficaz destinar el montante de estas ayudas a las familias con menos recursos, que sí necesitan un aumento de su capacidad de consumo y que hubiera garantizado la aplicación íntegra del presupuesto destinado a esta iniciativa a los fines que se propone".

Por el contrario, según destaca, "el reparto de los bonos sin atender a criterios de renta implica la financiación de la capacidad de consumo de familias y particulares que, posiblemente, no van a incrementar sus gastos mensuales, ya que disponen de los medios suficientes para adquirir todo aquello que necesiten sin apoyo municipal adicional".

De este modo, continúa Unidas por Mérida, "la aportación del bono municipal, no juega un factor decisivo en la opción del consumidor a la hora de realizar sus compras, pues no precisan ayudas públicas para ello".

Así, esta formación política se pregunta "si es necesario que el Ayuntamiento aporte fondos para que personas como el alcalde, con un sueldo de 60.000 euros, compre cualquier artículo, en cualquier establecimiento de nuestra ciudad, que puede comprar en cualquier momento, con bono o sin él".

"En nuestra opinión, esta imagen pone de manifiesto uno de los principales errores de la campaña diseñada por el gobierno de Antonio Rodríguez Osuna. La aplicación de un criterio de renta para definir a los beneficiarios de la medida, hubiera apostado más claramente por servir de apoyo a las familias más necesitadas actualmente, que el Ayuntamiento puede identificar a través de la relación de perceptores de la renta básica, las ayudas destinadas a los mínimos vitales o el llamado fondo de garantía familiar, entre otros, sin menoscabar el principal objetivo de la propuesta de impulso del consumo en beneficio del comercio local", critican.

Por otro lado, Unidas por Mérida considera que "toda esta información selectiva y nominativa que parece compleja, se simplifica estableciendo un mecanismo de gestión informática como es la App diseñada al efecto que, obviamente, no ha sido optimizada hasta este punto".

"Resulta evidente que el impacto de una medida dedicada al fomento del consumo resulta más eficaz si se destina hacia aquellas personas que habitualmente no disponen de la renta necesaria para satisfacer sus necesidades ya que, es de suponer, que a mayores necesidades, mayor propensión a ir a la compra; es decir, la aplicación del bono con criterio de renta, incluso su incremento o mayor proporción de la parte subvencionada, hubiera sido tremendamente eficaz", asevera.

Finalmente, desde Unidas por Mérida creen que el reparto domiciliario de los bonos a través de los buzones particulares "es poco menos que un despropósito en una ciudad en la que hay más de 5.000 viviendas vacías, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, y ello sin mencionar los robos que se han venido produciendo".

"Este modo de distribución de los bonos resulta tan absurdo como tirar el dinero a la calle. Por todo ello, desde la confluencia de Izquierda Unida y Podemos, consideramos que el diseño de la campaña compromete la eficacia del gasto realizado, así como la equidad de sus resultados", concluye.

EL EQUIPO DE GOBIERNO RESPONDE

Por su parte, el equipo de Gobierno local ha considerado que Unidas por Mérida "confunde" el sentido de la campaña 'Consume Mérida' por la que se han repartido bonos descuentos para incentivar el comercio local, y que "nada tiene que ver con ayudas a las familias vulnerables de la ciudad".

De esta forma responde el Ejecutivo local, a través de una nota de prensa, a las críticas vertidas por la coalición formada por IU y Podemos, a la que recuerda que el Ayuntamiento "dispone de 800.000 euros para diferentes ayudas que están en vigor", entre las que ha citado las familias y colectivos vulnerables como son las de Mínimos Vitales, Fondo de Garantía Social, Ayudas al Alquiler, Fondo de Contingencia o Ayudas de Material Escolar.

En este sentido, la delegada de Servicios Sociales, Catalina Alarcón, ha reafirmado que la "prioridad" del equipo de Gobierno de Mérida "son las personas", por lo que a través de las diferentes ayudas y subvenciones están "atendiendo aún más a las familias en esta época a las consecuencias de la pandemia".

Así, la edil socialista ha explicado que estas ayudas sociales que están en marchan "sí tienen como objetivo minimizar el impacto social y económico que muchas familias de nuestra ciudad están sufriendo en estas crisis; todas ellas las llevamos meses tramitando y están en marcha".

Una afirmación de la que ha puesto como ejemplo la Ayuda de Mínimos Vitales, destinada al pago de luz, agua, gas y butano, "garantizando su cobertura en aquellos casos en los que, por falta o insuficiencia de recursos económicos, los beneficiarios no pueden hacer frente a ello de las que se han beneficiado más de seiscientas veintinueve familias".

Por otro lado, "ya se han otorgado más de 550 ayudas del Fondo de Garantía Social, una ayuda urgente para cubrir necesidades básicas de la familia", unas ayudas a las que se suman las cien familias que se han acogido al Alquiler Social, así como el reparto que hicieron de 12.500 mascarillas entre entidades y asociaciones del Tercer Sector "para que la hicieran llegar a las familias de la ciudad y colectivos con los que trabajan", ha concluido Alarcón.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.