avante venture
  • |
Región Digital

Extremadura recicla 2.750 toneladas de aceite industrial usado durante 2021

Eso ha posibilitado evitar la emisión de más de 1.700 toneladas de CO2 y ahorrar 27 GWh de energía, "en un modelo claro de Economía Circular".

19 agosto 2022

Ep.

La comunidad autónoma de Extremadura ha reciclado 2.750 toneladas de aceite industrial usado durante el año 2021, lo que ha permitido, entre otras cuestiones, ahorrar 27 GWh de energía.

A pesar de la crisis provocada por el aumento de los precios de la energía, y de su impacto en los costes de gestión del aceite industrial usado, el pasado año se recogió en Extremadura el 100% de este residuo peligroso, según ha informado este viernes el Sistema Integrado de Gestión de Aceites Usados (Sigaus) en nota de prensa.

Este servició atendió el pasado año más de 2.000 establecimientos generadores de aceites usados distribuidos por 242 municipios extremeños, en los que se recuperaron 3.013 toneladas.

Tras su recogida y tratamiento, el aceite usado se devuelve al mercado como nuevos lubricantes o combustible, haciendo posible evitar la emisión de más de 1.700 toneladas de CO2 y ahorrar 27 GWh de energía, "en un modelo claro de Economía Circular".

A través de Sigaus se recogieron el pasado año en Extremadura 3.013 toneladas brutas de aceites usados (incluyendo impropios como agua y otros sedimentos) repartidas entre 2.048 establecimientos (siendo el 63% talleres mecánicos) de sectores tan diversos como la automoción, la industria, el transporte, el comercio o la construcción.

Una vez terminada su vida útil, el aceite industrial se convierte en un residuo muy contaminante debido a la presencia de metales pesados y otras sustancias tóxicas, que puede afectar negativamente a nuestro entorno y a la salud de las personas si no se trata adecuadamente.

Por ello, es fundamental contar con un sistema logístico y financiero que permita recoger este residuo allí donde se produce, aunque sea en zonas alejadas o de difícil acceso.

Así, Sigaus ha logrado recuperar 1.172 toneladas de aceite usado en 226 municipios rurales extremeños, otras 83 en zonas de montaña y 110 toneladas en localidades de menos de 1.000 habitantes.

"En 2021 hemos sido testigos del aumento de los precios de la energía y de los combustibles, un incremento que en los últimos meses ha superado el 60%. Dado que cada año es necesario recorrer miles de kilómetros para recuperar el aceite usado que se genera en Extremadura, resulta evidente cómo la crisis en los precios de la energía tiene un fuerte impacto en los costes de gestión del residuo del aceite industrial", ha señalado el director general de Sigaus, Eduardo de Lecea.

Para que estas variaciones del mercado no impidan que la gestión del aceite usado se lleve a cabo, "la financiación que aportamos para cubrir el déficit de estas actividades resulta fundamental, para que ésta sea viable ambiental y económicamente", ha insistido.

ESPACIOS PROTEGIDOS

En 2021 se atendieron 91 establecimientos generadores de este residuo situados en el entorno de 16 espacios protegidos extremeños, entre los que se encuentran parques naturales, reservas de la biosfera o reservas naturales.

En estos enclaves se recogieron en total 110 toneladas de aceite usado. Como ejemplo, en el Parque Natural Tajo Internacional se recogieron 11 toneladas y 17 en la Reserva de la Biosfera de La Siberia.

En el mismo sentido también fue destacable la recogida del aceite usado en el entorno de recursos hídricos, como ríos, embalses o lagos. Hay que tener en cuenta que se trata de un residuo especialmente dañino para los medios acuáticos ya que, si se vierte en el agua, crea una capa que impide el traspaso de oxígeno, imposibilitando la vida para la fauna y flora. En estos entornos se recogieron 13 toneladas de residuo en 17 puntos productores. Como ejemplo, se recuperaron 7.666 kilos en instalaciones próximas a lagos o embalses, como el de Alange o el de Valdecañas.

Una vez recogido, el aceite usado fue trasladado a centros de transferencia para su análisis y eliminación de posibles impropios, proceso que una vez completado resultó en una cantidad neta de aceites usados de 2.750 toneladas, volumen finalmente tratado para obtener nuevos productos, siguiendo los principios de la Economía Circular.

De esta cantidad, tres cuartas partes del residuo, 2.093 toneladas, fueron destinadas a regeneración. Se trata de un tratamiento que permite obtener nuevas bases lubricantes del aceite usado y que es el que prioriza la actual normativa.

Gracias al residuo regenerado en Extremadura durante el pasado año fue posible producir más de 1.300 toneladas de nuevos lubricantes y ahorrar más de 600.000 barriles de petróleo, en comparación a si esos lubricantes se hubiesen producido a partir del refino del crudo.

Además, el aceite usado regenerado también permitió evitar la emisión de cerca de 1.400 toneladas de CO2 a la atmósfera, y el gasto de 27 GWh lo que supuso otro claro beneficio para el entorno.

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.