ribera guadiana
  • |
Región Digital

Ecologistas en Acción de Extremadura vuelven a lanzar la acción 'La Motosierra de Atila'

En ella pretende llamar la atención de la sociedad y los organismos públicos sobre la tala, poda abusiva y maltrato a los árboles de las poblaciones.

23 noviembre 2021

Un año más, Ecologistas en Acción de Extremadura vuelve a lanzar 'La Motosierra de Atila', actividad con la que pretende llamar la atención de la sociedad y los organismos públicos sobre la tala, la poda abusiva y el maltrato a los árboles de las poblaciones extremeñas por parte de las administraciones.

Así pues, la organización ecologista considera que "es lamentable" el panorama que presenta el arbolado en la mayoría de las localidades de la región, en especial en las ciudades, "como si los árboles fueran un mero accesorio de la calle, poco más que una señal de tráfico".

A este respecto, el colectivo añade que a esto hay que sumar "las talas indiscriminadas que están haciendo que nuestras ciudades cada vez tengan menos árboles, y menos variedades, porque, además, apenas se hacen nuevas plantaciones".

Así pues, alerta de que "a menudo" se talan grandes ejemplares, que han tardado años o incluso décadas en crecer, y "en ocasiones se hace alegando prevención, cuando muchas de esas veces no suponen ningún problema en realidad".

Con ello, a través de una nota de prensa, Ecologistas en Acción advierte de que "los árboles son tratados habitualmente como una parte más del mobiliario urbano, se dispone de ellos según venga en gana, como elemento decorativo".

A este respecto, afirma que cada vez es más habitual que se planten sólo en el centro de la ciudad o en zonas comerciales o turísticas, o junto a carreteras para reducir la contaminación y que "cabría preguntarse por qué apenas se invierte en poner árboles en las calles de los barrios".

Asimismo, mantiene que las talas, que según indica continúan año tras año, "dan lugar un paisaje urbano cada vez más triste y contribuyen a que la calle, que es el espacio de encuentro social, sea un sitio donde no apetece estar".

De la misma forma, la organización ecologista cree que esto ocurre porque "muchos" ayuntamientos no entienden que los árboles "son seres vivos que proporcionan múltiples beneficios, además de embellecer, pues desempeñan una función esencial en el mantenimiento de un entorno urbano saludable".

Así, recalca que "ayudan a moderar un clima con tanta variación como es el extremeño y su sombra rebaja la sensación de calor en el verano, también ayudan a eliminar los contaminantes urbanos como el de los coches, fijan el suelo y contribuyen a que sea más fértil, retienen la humedad y permiten su circulación".

Además, "son fuente de alimento y refugio de muchos animales que viven en la ciudad, sobre todo pájaros, sin los cuales aspectos tan importantes como el control de plagas o la polinización estarían seriamente comprometidos y tendrían serias repercusiones en nuestro entorno".

Por otra parte, sostiene que "la premisa de adoquinar o alquitranar todo el espacio público, aunque no sean calles propiamente o se trate de zonas poco transitadas, impide que surja flora natural".

Por ello, Ecologistas en Acción quiere llamar la atención sobre el tipo de modelo urbanístico que estas prácticas denotan y critica esta forma de entender el espacio público que, "por urbanizar, entiende exclusivamente cubrir con cemento".

ACCIONES PREVISTAS

Por todo ello, Ecologistas en Acción lleva desarrollando durante años diferentes acciones y campañas orientadas a promover una "Nueva Cultura del Árbol Urbano".

Así, le ha dedicado varias ediciones en su campaña anual de concienciación Cada extremeñ@, un Árbol, con la que también realizan plantaciones, y este año se va a incorporar dentro de la propia campaña la actividad de participación ciudadana La Motosierra de Atila, que ya se realizó el año pasado.

Con dicha actividad, Ecologistas en Acción de Extremadura anima a la ciudadanía a denunciar "los desmanes que ciertos ayuntamientos y organismos públicos provocan al arbolado urbano".

El año pasado, la iniciativa fue "un éxito" en la región y se recibió un "gran" número de avisos sobre el maltrato a los árboles desde todas partes de Extremadura, que después se hicieron públicas. Los avisos de maltrato a los árboles se realizan mediante un correo electrónico.

Para ello, deberán enviar algunas fotografías que ilustren el caso y toda la información de la que puedan disponer para documentar lo ocurrido (la localidad y calle, situación y número de árboles afectados, especie si la saben, especificar si se trata de una mala poda o ha sido talado, si ha existido justificación técnica para ello, la persona o entidad causante del daño, etcétera).

También será deseable que se proporcione algún medio de contacto que permita, en los casos que se necesite, hacer consultas con las que ampliar la información.

De esta manera, las personas que deseen poner en conocimiento alguna de estas situaciones podrán hacerlo desde este momento y hasta el 31 de mayo de 2022. Y es que a los casos recogidos se les dará difusión y las personas públicas o instituciones que los hayan causado quedarán nominadas a los Premios Atila 2022.

Por tanto, cuando acabe la campaña a los nominados que hayan provocado más daño al entorno natural a nivel extremeño se les concederá, a modo de denuncia, el premio La Motosierra de Atila de Extremadura en el evento que Ecologistas en Acción celebra todos los años en la región con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente.

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.