quiron salud
  • |
Región Digital

Iberdrola genera en Extremadura un impacto socioeconómico anual de 720 millones de euros

Durante 2021, siguió actuando como uno de los motores de la economía de la región, realizando inversiones por 518 millones de euros.

14 junio 2022 | Publicado : 13:25 (14/06/2022) | Actualizado: 23:51 (14/06/2022)

Iberdrola ha reafirmado a lo largo del ejercicio 2021 su "compromiso" con Extremadura, con más de 720 millones de euros de impacto económico generados por la actividad de la compañía en la comunidad autónoma.

Asimismo, el impacto fiscal ha sido de 140 millones de euros y las inversiones han alcanzado la cifra de 518 millones de euros. Sólo durante el pasado año, la compañía realizó compras y contrataciones de servicios a más de 90 proveedores extremeños por un valor aproximado de 45 millones de euros.

La actividad económica de la compañía -que este viernes, 17 de junio, celebra Junta General de Accionistas- es gracias a los más de 150 personas que trabajan en la región. Este año Iberdrola desarrolla un concepto de Junta más participativa, accesible, cercana, sostenible e innovadora. En este contexto, recomienda que los accionistas y sus representantes asistan telemáticamente o participen a distancia antes de la Junta.

Además de respetar las restricciones derivadas de la pandemia, ello permitirá fomentar la sostenibilidad y evitar las molestias derivadas de las medidas que eventualmente pudieran ser impuestas por las autoridades. De hecho, la Junta ya cuenta con aforo completo.

A través de una nota de prensa, Iberdrola resalta igualmente que Extremadura se ha convertido en la punta de lanza de la apuesta de Iberdrola por el impulso de las energías renovables en España. Solo en el periodo 2020-2025, Iberdrola habrá instalado más de 2.800 MW renovables en Extremadura, con una inversión por encima de los 1.700 millones de euros. Estos proyectos habrán generado en el quinquenio unos 7.400 empleos.

En los dos últimos años la compañía ha puesto en marcha seis instalaciones fotovoltaicas (Núñez de Balboa, Arañuelo -incluye tres plantas-, Ceclavin y Arenales) con una potencia conjunta de 1.100 MW. Entre ellas destaca Núñez de Balboa, de 500 MWdc, capaz de abastecer las necesidades de 250.000 personas, cifra superior a la población de las ciudades de Cáceres y Badajoz. Su construcción generó 1.200 puestos de trabajo.

Cabe mencionar también la planta de Arañuelo III (43 MWdc), el primer proyecto fotovoltaico de España que incorpora un sistema de almacenamiento. En este caso, una batería de 3 MW de potencia y 9 MWh de capacidad de almacenamiento.

Asimismo, Iberdrola está desarrollado en la actualidad otros 1.000 MW, a los que se añadirán proyectos por otros 700 MW, que se encuentran en fase de tramitación. En total, una decena de iniciativas que superarán los 1.000 millones de inversión y generarán más de 4.000 empleos. Entre las plantas en construcción destaca la fotovoltaica Francisco Pizarro, de 590 MWp, que generará energía limpia suficiente para abastecer a 375.000 personas al año -el equivalente más de un tercio de la potación total de Extradura- y evitará la emisión a la atmósfera de 150.000 toneladas anuales de CO2. Esta planta, que se pondrá en funcionamiento próximamente una vez que ya ha concluido el montaje de todos sus paneles, ha supuesto una inversión superior a 340 millones de euros y ha llegado a generar 1.500 puestos de trabajo. En su construcción están participando 56 empresas extremeñas. Iberdrola ha apostado, "firmemente", por las empresas locales y el desarrollo de la economía extremeña con el desarrollo de la cadena de suministro para proyectos verdes. Así, ha contado con proveedores regionales para el desarrollo de sus regiones. Es el caso de Faramax, a la que ha comprado transformadores, Imedexa, en la fabricación y montaje de líneas eléctricas y Galvexa, a la que ha adjudicado la fabricación de estructuras galvanizadas. También, Iberdrola está identificando en sus proyectos renovables soluciones que potencian la convivencia de plantas de generación solar fotovoltaica con actividades relacionadas con la agricultura, la ganadería o la horticultura, de manera que se mejore la eficiencia y competitividad de las instalaciones, el aprovechamiento del terreno y la defensa de la biodiversidad. CALIDAD DE SUMINISTRO De igual manera, en el área de distribución, Iberdrola ha mejorado un 8,6% la calidad del suministro eléctrico que ofrece a sus clientes de Extremadura a cierre de 2021. El índice que mide este servicio -Tiempo de Interrupción Equivalente a la Potencia Instalada (TIEPI)- equivale a una disponibilidad de la red de i-DE en la Comunidad Autónoma superior al 99,9%. Esto supone un nivel de calidad del servicio por encima de la media nacional. En Extremadura, i-DE gestiona 330.000 suministros y una red de distribución en distintos niveles de tensión que llega casi a 12.500 kilómetros de longitud. La distribuidora de Iberdrola continuará promoviendo en Extremadura sus infraestructuras de redes eléctricas, claves para garantizar la transición hacia una economía sin carbono. El plan de inversiones actual en esta comunidad totaliza 112 millones de euros entre 2023 y 2025. El reto de mejora de la calidad de suministro en Extremadura es mayor que en otras comunidades autónomas debido a las dificultades que conlleva las grandes distancias que hay entre las instalaciones. Estas cifras reflejan el gran compromiso de la compañía con esta comunidad autónoma en la que lleva invirtiendo de manera sostenida durante años para dotarla de una red eficiente, digitalizada y preparada para el futuro. Asimismo, la Fundación Iberdrola España ha llegado a la sociedad extremeña a través de los distintos programas que desarrolla. Por un lado, sus programas de formación inclusiva y las distintas restauraciones como el Retablo de San Antonio de Padua en Cáceres y, por otro, las líneas de solidaridad y cooperación gracias a su Programa Social y de biodiversidad, ámbitos con los que está extremadamente comprometida.

TRANSICIÓN ENERGÉTICA

Al mismo tiempo, Iberdrola acelera sus inversiones en la comunidad, destinadas al despliegue de proyectos renovables, movilidad eléctrica y autoconsumo, para seguir acelerando la transición energética.

La compañía se ha convertido en la primera empresa del sector en Europa por valor en Bolsa, con unos 70.000 millones de euros. Ha invertido, a su vez, más de 130.000 millones en las últimas dos décadas en energía verde, redes y almacenamiento. Su capacidad de inversión le ha permitido ser un vector de empleo en todo el mundo, con más de 400.000 puestos de trabajo de forma directa o indirecta.

Cabe destacar que Iberdrola es el primer productor de energía eólica y renovable del mundo, con una potencia instalada de más de 38.000 MW.

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.