the geco
  • |
Región Digital

Saldrá el Nástic adelante

Hace poco, el equipo de Tarragona quedó eliminado de la Copa del Rey ante el Real Zaragoza.

05 febrero 2020

No se le han pintado muy bien las cosas al Nástic en la actual temporada, pero aún así se sigue confiando en la buena dirección de Toni Seligrat para mejorar los próximos resultados.

Hace poco, el equipo de Tarragona quedó eliminado de la Copa del Rey ante el Real Zaragoza y a pesar de ese resultado adverso no deja de plantearse que un año nuevo como el 2020 puede representar que se encare el futuro con mucha esperanza y muchas alegrías.

Al menos en sus primeras confrontaciones de este año se ha podido ver un equipo más batallador y con ánimo de saborear con frecuencia la victoria.

Año nuevo, camiseta nueva

¿Un nuevo año, una nueva indumentaria, el fichaje de Javier Ribelles y un entrenador de reciente contratación le darán al Nástic el impulso que necesita? Bastaría saber si todo eso es lo que necesita quienes consultan las referencias de Betting24.se para confiar sus apuestas al equipo de Tarragona.

Seligrat tiene la plantilla completa y eso le permitirá practicar muchas variantes a la hora de concebir su alineación. Los primeros partidos de este año ya han dado algunas pistas favorables, pero no parecen suficientes. Aún falta una mayor consolidación de sus líneas.

Todo indica que el Nástic seguirá con su esquema de 4-4-2, con algunas novedades en la zaga, como el ingreso de Bruno Perone. Para el centro del campo luce necesaria una mayor consolidación y más velocidad y sagacidad en las puntas.

La incorporación de Javier Ribelles puede darle al equipo un buen trabajo y carácter firme en la zona media, como lo ha demostrado con Unionistas de Salamanca. Es un jugador que puede darle equilibrio al equipo por su disciplina táctica y porque siempre muestra buen orden en sus actuaciones.

A esas importantes características Ribelles ha mostrado mucha eficiencia en el juego aéreo, favorecido por sus 1,85 metros de estatura que le han hecho posible marcar un buen número de goles en toda su trayectoria.

La salida de algunos jugadores, la llegada de otro y el reacomodo en el campo de algunos podría ser el buen punto de partida para el Nástic en este 2020, aunque ya haya quedado fuera de la Copa del Rey.

Todo está por verse

Toda crisis tiene la posibilidad de una salida venturosa y tal vez la que ha venido afrontando el Gimnástic de Tarragona en la actual temporada no sea la excepción. Una crisis que por lo demás no exime de responsabilidad de todo el conjunto, desde su directiva hasta el jugador con menos minutos en el campo.

Al comienzo de la temporada nadie podía imaginar que el equipo pudiera estar ocupando una posición tan baja en la tabla. Con apenas 4 triunfos, 6 empates y 9 derrotas, está en el décimo octavo puesto del grupo 3, con un alto riesgo de descender.

Y descender a la Tercera División es muy doloroso para uno de los equipos con mejor presupuesto y de más prestigio en la categoría de bronce. Sus aficionados albergan esperanzas porque aún se está en la mitad del camino de la temporada y algunos ajustes en la plantilla podrían revertir la situación.

Se siente y se puede comprobar que son pocos los jugadores que han mostrado un rendimiento aceptable y regular, y los fichajes con credenciales de estrellas no han cristalizado lo que parecían prometer al llegar al club. Quizá sea hora de decisiones más firmes, osadas y valientes.

Mientras tanto, la afición un tanto desencantada aún confía en una pronta recuperación y que el espíritu batallador que comienza a despuntar en la plantilla llegue a consolidarse.

Confianza en una buena dirección

Ganar y empezar ganando es lo que todo aficionado espera de su equipo, y eso fue lo que inspiró por dos fechas la llegada de Toni Seligrat al Nástic. Debutó ganando y a pesar de los siguientes reveses, es lo que este entrenador oriundo de Torrent se ha propuesto y ha conseguido parcialmente.

No le ha tocado una situación nada fácil ya que se encontró a un equipo casi en el foso y con jugadores con un ánimo casi por el suelo. Y Seligrat ha declarado que ese es tan solo uno de los aspectos que deben abordarse, porque no es uno solo el problema sino la suma de varios y todos deben ser atacados por igual.

Seligrat no es de los que cree que para ganar basta con una buena ofensiva. Más bien considera que la base de un buen ataque se consolida con un buen sistema defensivo y en la articulación idónea de defensa y ataque puede estar la clave del triunfo.

Por eso, ha insistido en armar un equipo fuerte a la defensiva, en la cual los delanteros cumplen una función importante en el juego sin balón. De la misma manera que afirma que un equipo que tiene buena salida con su defensa puede configurar una mejor ofensiva.

Aún se espera mucho de él para inspirar buen ánimo a sus jugadores y alcanzar la táctica que haga del Nástic un equipo ganador y salga adelante en lo que queda de temporada.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.