ondacampus
  • |
Región Digital

Acompañadas por sus hijas e hijos

Nace Comunidad Terapéutica 'Charo Cordero' para atender a mujeres con conductas adictivas

Vara destaca la importancia de las segundas oportunidades, “de poner lo importante en el frontispicio de nuestras preocupaciones”.

10 mayo 2021 | Publicado : 13:36 (10/05/2021) | Actualizado: 16:52 (10/05/2021)

La nueva Comunidad Terapéutica 'Charo Cordero' es ya una realidad en la Finca Capote de Plasencia, con el objetivo de atender a mujeres con conductas adictivas acompañadas por sus hijos, en lo que supone el primer centro de estas características de la provincia.

En concreto, esta comunidad ha sido inaugurada este lunes en un acto que ha contado con la asistencia del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; el presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos; la diputada de Políticas Sociales e Igualdad, Amelia Molero; la presidenta de la Asamblea, Blanca Martín; el consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles; el alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro; y el presidente de Cruz Roja Extremadura, Jesús Palo.

Una comunidad que estará gestionada por Cruz Roja, y que es la primera de la provincia de Cáceres que se va a dedicar al tratamiento y la reinserción de mujeres con problemas de conductas adictivas, ya sea con o sin hijos, en régimen interno.

Y es que hasta ahora, y desde 2005, en la Finca Capote se atendía a personas, tanto hombres como mujeres, con problemas de adicción, pero ahora, con la colaboración de la Diputación de Cáceres, que ha aportado 60.000 euros, se han "adecuado y ampliado las instalaciones para poder ofrecer una atención específica a mujeres", de tal forma que podrán acceder al programa de tratamiento y reinserción madres sin tener que separarse de sus hijos, ya que se cuenta con espacio para ambos.

IMPORTANCIA DE LAS SEGUNDAS OPORTUNIDADES

De esta forma, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha destacado este lunes la importancia de las segundas oportunidades, “de poner lo importante en el frontispicio de nuestras preocupaciones”.

Igualmente, el jefe del Ejecutivo regional ha mostrado el anhelo de que “nos situáramos todos en la misma parrilla de salida, con las mismas oportunidades y las mismas condiciones para saber cómo avanzamos, en función de nuestras peculiaridades y de nuestras circunstancias”.

En concreto, el máximo mandatario extremeño ha resaltado que éste es un recurso para las segundas oportunidades y ha indicado que “seguimos viviendo en un mundo en el que, en muchos casos, está lleno de desigualdades y de injusticias”.

También ha incidido en que lo único que se pretende desde la política es ayudar a que “la gente vuelva a tener ilusión, esperanza y oportunidades”, según informa la Junta en una nota de prensa.

Igualmente, en su intervención, el presidente de la Junta de Extremadura ha recordado el día en que recibió una llamada de Charo Cordero para “decirme que hiciéramos cosas juntos, aquí en este centro” y se ha referido a los recuerdos y a la transformación que ha vivido en los últimos años “como servicio público adaptado a una demanda que va mucho más allá de lo que podemos imaginar”.

Al mismo tiempo, Fernández Vara ha incidido en que no se puede olvidar lo que hay detrás del trabajo que se realiza en este centro. “Aquí hay ocho mujeres, que vienen buscando si en sus vidas va a haber, o no, otras etapas en las que ser más libres, más independientes, en las que se puedan sentir iguales, en las que alguien les dé una mano amiga, en la que alguien las pueda entender, en la que alguien no las juzgue. Son mujeres que vienen habitualmente siendo ya juzgadas”, ha afirmado.

Además, el presidente extremeño ha añadido que “cuando estas mujeres vienen aquí, buscan una mano para salir adelante y para poder recuperar a sus hijos, para poder recuperar la vida, la autoestima, en definitiva para poder recuperar la dignidad, que es, en la vida, lo más importante que podemos tener”.

Por último, Fernández Vara ha querido también reconocer el esfuerzo de trabajadores y voluntarios “por hacer posible cada día que haya un grupo de mujeres que aspiren a eso tan importante que es que la vida les dé una segunda oportunidad”, ha sentenciado.

MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA

Por su parte, el presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos Rodríguez, ha mostrado el "compromiso" de la Institución Provincial para "mejorar la calidad de vida de todas las personas, pero especialmente de los colectivos más vulnerables", ha dicho.

"De ahí que hayamos financiado unas obras que considerábamos necesarias, para que las mujeres se sientan seguras de expresar sus necesidades y se las ayude a formar su autoestima para conseguir su rehabilitación e integración social, y hacerlo, además, sin tener que separarse de sus hijos e hijas, en el caso de que los tengan", ha resaltado Carlos, quien ha explicado que el programa se complementa con el cuidado de los menores, con terapias dirigidas, normalización y socialización de la mano de su madre.

En la provincia de Cáceres no existía ningún otro recurso exclusivo para mujeres con problemas de conductas adictivas, y en Extremadura solo se cuenta una comunidad terapéutica de estas características, con ocho plazas, según informa la Diputación de Cáceres en otra nota de prensa.

Por este motivo, desde la Diputación de Cáceres veían la necesidad de "contar con un centro así y eliminar listas de espera y ofrecer nuevas estrategias y recursos", ha recordado Carlos Carlos, quien ha tenido un recuerdo para su predecesora como presidenta de la Institución Provincial, Charo Cordero, fallecida en diciembre del pasado año, y que da nombre al centro.

ADAPTACIÓN DEL CENTRO

Por tanto, a través de la ayuda de la Diputación de Cáceres se ha posibilitado llevar a cabo la adaptación del centro residencial en una primera fase, y contar con doce plazas, para un tiempo de estancia aproximado de unos seis meses, "enfocado a desarrollar programas de desintoxicación adaptados a las mujeres, teniendo en cuenta circunstancias añadidas como embarazo, violencia machista o falta de conocimiento del cuidado de menores".

Por tanto, el hecho de crear una comunidad solo para mujeres facilita abordar estos y otros temas de los que les puede costar hablar a las atendidas en grupos mixtos, como la prostitución, los malos tratos, la maternidad, la salud ginecológica, la sexualidad, etcétera.

Así, entre las obras llevadas a cabo destacan la construcción de dos habitaciones dobles y dos habitaciones triples, creadas para poder acoger a mujeres con o hijos, favoreciendo la intimidad de la familia y apoyando la unión y comunicación entre madre e hijo; baño completo con tres duchas individuales, tres cabinas con inodoros y lavabos; un baño infantil con ducha.

También cuenta con una habitación para personas con discapacidad funcional con baño adaptado e integrado; un almacén para guardar la roma de cama y baño; instalación de la calefacción con radiadores en todas las estancias del edificio residencia, y cuarto de caldera, según la Institución provincial cacereña.

Finalmente cabe destacar que en el edificio de administración se ha intervenido para su mejora con nuevas salidas al exterior, adaptaciones de cuarto de baño, nuevo mobiliario para el salón de televisión, despacho de monitores, despacho de psicóloga, despacho de trabajadora social, biblioteca, cocina, nuevo almacén, ludoteca, sala polivalente o gimnasio, entre otros.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.