ecoturismo
  • |
Región Digital

El Banco de Alimentos de Cáceres cambia el formato de la Gran Recogida

Lo hace a donaciones económicas online o en las más de 230 tiendas adheridas a la campaña que prescinde de los voluntarios por motivos de seguridad.

12 noviembre 2020 | Publicado : 13:11 (12/11/2020) | Actualizado: 17:05 (12/11/2020)

Ep.

El Banco de Alimentos de Cáceres se suma a la Gran Recogida anual que se celebra del 16 al 22 de noviembre con un nuevo formato en el que no se pedirán productos alimenticios, sino dinero en donaciones realizadas al hacer la compra o a través de otros sistemas online. La cantidad recaudada se empleará en su totalidad para la adquisición de alimentos necesarios para proveer a las 108 asociaciones de la provincia que atienden a unas 9.000 personas (6.000 en el área de Cáceres y unas 3.000 en la de Plasencia).

En total, unos 233 establecimientos de alimentación de toda la provincia cacereña -- entre grandes hipermercados y pequeñas tiendas de proximidad-- se han unido a esta campaña que también prescindirá de la presencia de los voluntarios en las tiendas por motivos de seguridad frente a la pandemia de Covid-19.

El año pasado participaron un total de 162 tiendas y 1.240 voluntarios en toda la provincia, pero en esta edición solo se contará con 15 voluntarios. Tampoco se verán los contenedores azules para recoger alimentos en las líneas de cajas de los supermercados, sino que serán los clientes los que, a la hora de pagar, harán la donación de la cantidad que deseen hacer llegar al Banco de Alimentos.

El presidente del Banco de Alimentos de Cáceres, Juan Carlos Fernández Rincón, ha presentado este jueves la campaña junto a otros miembros de la entidad como Manuel Jiménez y Gloria Hernández (de la delegación de Plasencia). Fernández ha recordado que el año pasado se consiguieron 118.000 kilos de alimentos pero en esta ocasión es imprevisible la cantidad, ya que dependerá del dinero que se recaude.

El sistema es "más práctico" ya que, una vez hecho el recuento de lo recaudado en cada tienda se adquirirán los alimentos más necesarios por el valor del dinero conseguido. También se podrá donar por una segunda vía, esto es, de forma online, a través de cuentas bancarias en Liberbank y Cajalmendralejo y a través de Bizum enviando el dinero la ONG Banco de Alimentos de Cáceres.

A la pregunta de cómo están las estanterías del Banco de Alimentos de Cáceres, Fernández Rincón ha asegurado que ahora mismo "están bajo mínimos pero sin alarmas", ya que se acaba de hacer un reparto de unos 227.000 kilos de alimentos procedentes del Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD), pero hay remanente económico de donaciones del verano para comprar de forma urgente, si fuera necesario.

El Banco de Alimentos de Cáceres tampoco necesita dinero para adquirir cámaras frigoríficas, como han advertido bancos de otras provincias, porque cuenta con una gran área de refrigeración que se instaló a raíz de una donación general que realizó el empresario textil Amancio Ortega.

AUMENTAN LAS PERSONAS ATENDIDAS

En cuanto a las personas necesitadas que reciben alimentos, se espera que al final de año el número se haya incrementado en un 23%, ya que la pandemia y la crisis socioeconómica derivada de ella ha provocado que muchas familias tengan que acudir a ongs para conseguir alimentos.

El perfil de las personas que acuden a estas entidades también ha variado en estos meses ya que ahora se empieza a ver a autónomos que han tenido que echar el cierre en sus negocios, trabajadores en ERTE que siguen sin cobrar y "muchas mujeres que cuidaban a ancianos que han fallecido y se han quedado sin trabajo", ha explicado Dolores Ballel, vicepresidenta de Acisjf, que también ha participado en la presentación de la campaña, que ha tenido lugar en la Casa del Sol de la capital cacereña.

Ballel ha asegurado que al comienzo de la pandemia su organización repartía alimentos para unas 242 familias de Cáceres (alrededor de 720 personas), y ahora la cifra ha llegado a las 300 (unas mil personas). La mayoría de ellas cuentan con la documentación en regla como beneficiarias de los servicios sociales, pero ha reconocido que "unas quince o veinte familias" carecen de estos documentos pero se les sigue proveyendo de alimentos porque "realmente están necesitados", ha dicho.

Respecto al nuevo formato de la Gran Recogida del Banco de Alimentos, ha señalado que será más práctico y efectivo ya que, normalmente, se donan alimentos no perecederos como legumbres, pastas o conservas, y sin embargo las familias demandan también otras necesidades como algo para las "meriendas" de los niños y adolescentes para llevar al colegio.

"Necesitamos zumos, batidos, fiambres o bollos porque no le vamos a dar a los chavales un kilo de macarrones para el cole", ha indicado la responsable del reparto de alimentos de Acisjf.

Noticias Relacionadas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.