the geco
  • |
Región Digital

Vara: El proyecto budista en Cáceres constituye "un punto de unión entre civilizaciones"

Indica que “la ciudad de la paz que va a haber en Europa va a ser Cáceres”, siendo esto un hecho muy importante desde el punto de vista económico.

29 septiembre 2020 | Publicado : 15:09 (29/09/2020) | Actualizado: 17:42 (29/09/2020)

Rd./Ep.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha afirmado este martes, en Cáceres, que el proyecto budista que se desarrollará en la ciudad constituirá un "punto de unión entre civilizaciones" con componentes espirituales, económicos y sociales.

En concreto, el jefe del Ejecutivo regional ha realizado estas declaraciones con motivo de la visita que ha realizado a la estatua de Buda donada por la Fundación Lumbini Garden y que está ubicada en el Palacio de Congresos de Cáceres.

Allí, el máximo mandatario extremeño ha destacado que se trata de un día importante para Cáceres, Extremadura y España y ha recordado el trabajo que se ha realizado durante este último año para que este proyecto llegara a la ciudad.

Igualmente, Fernández Vara ha indicado que “la ciudad de la paz que va a haber en Europa va a ser Cáceres”, siendo esto un hecho muy importante desde el punto de vista económico ya que puede llegar a ser un polo de atracción muy grande para el “llamado turismo espiritual”.

En este sentido, el presidente autonómico ha explicado que “la meditación, el yoga, todo lo que representa y hay detrás, es hoy en día practicado en muchos lugares de España y en muchos lugares del mundo” y con proyectos así “creo que es acertar de pleno”, según informa la Junta en una nota de prensa.

Además, en relación a la pandemia, Fernández Vara ha subrayado que si “la COVID-19 ha hecho alguna cosa buena es que ha acelerado tendencias de cambio, siendo una de ellas, indiscutiblemente, la especialización en todas las esferas”.

A su entender, una de esas especializaciones es el turismo que en este siglo será "más especializado y exigente". A este respecto, ha expresado que la política debe ayudar y que cuando viene un proyecto como este, lo primero que hay que hacer es facilitarle las cosas.

Por ello, según sus palabras, desde el Ayuntamiento y la Junta de Extremadura van a poner todo de su parte que para “esto esté cuanto antes”.

“Ahora nos queda por delante un trabajo inmenso para que se pueda poner en marcha en esos terrenos un proyecto de esta envergadura que puede cambiar el futuro a Cáceres y a Extremadura. Te coloca en el mapa con una enorme visibilidad”, ha concluido.

CAMBIAR LA CONCIENCIA

Cabe recordar que el centro budista de Cáceres contará con una inversión de 72 millones de euros de financiación privada y estará presidido por una estatua del Buda Karuna que coronará el cerro Arropé con 60 metros de altura desde la base, donde se albergará un museo con algunas reliquias originales de Buda.

El presidente de la Fundación Lumbini, José Manuel Vilanova, ha celebrado la llegada de la estatua a la ciudad un año después de que se hablara por primera vez de la construcción del templo budista. Vilanova ha explicado ha resaltado que la llegada de este Buda supone "la primera piedra" del proyecto, así como la "consolidación" del hermanamiento de Cáceres con la ciudad de Lumbini, en Nepal.

Además, ha resaltado el trabajo del artista Antonio Camaró, el llamado pintor de la paz, con su cuadro 'Zeósis', "un jeroglífico sobre la paz y la armonía", que acompaña a la estatua. Cabe destacar que tanto la réplica de la estatua de Buda como el cuadro de Camaró han sido donados por la Fundación Lumbini a la ciudad de Cáceres como muestra de hermanamiento entre Oriente y Occidente.

"Este proyecto traerá paz y esperanza a vuestras vidas", ha dicho el presidente de la Fundación Lumbini, que cree que "es el momento de conectar con una realidad más humana, menos egoísta y más compasiva".

También ha participado en la recepción el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, quien ha agradecido a todos los que apoyan este proyecto "importante" para el futuro desarrollo de la ciudad, y a la Fundación Lumbini por apostar por la ciudad. Salaya ha explicado que la estatua de Buda, hecha con jade blanco en Birmania, es la "primera piedra" de este futuro templo.

Salaya ha considerado un "acierto" que la estatua se haya podido exhibir primero en Valencia, adonde llegó vía marítima, porque ha servido para dar a conocer este proyecto y a que el nombre de Cáceres se haya escuchado en "muchos sitios".

Por su parte, el ex presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes, que también ha participado en esta presentación ha mostrado su apoyo a este proyecto de ciudad "ilusionante" que puede colocar a Cáceres en el mapa y convertirla en capital de la tolerancia.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.