the geco
  • |
Región Digital

Salvemos la Montaña de Cáceres pide a Junta ejecutar sanción impuesta a Infinity Lithium

En ella obligaba a la empresa a restaurar los terrenos y caminos abiertos para realizar las prospecciones en la zona de Valdeflores.

23 junio 2020

La plataforma Salvemos la Montaña de Cáceres ha pedido a la Junta de Extremadura que haga cumplir la sanción a la empresa Tecnología Extremeña del Litio (TEL) SL, participada por Infinity Lithium, que le impuso hace un año la Consejería de Medio Ambiente, y en la que le obligaba a restaurar los terrenos y caminos abiertos para realizar las prospecciones en la zona de Valdeflores, donde la mercantil quiere construir una mina de litio.

En concreto, según informa el colectivo ciudadano en una nota de prensa, se trata de una resolución "firme" pero la empresa "en una clara actitud desafiante" y un "claro desprecio a la ciudadanía cacereña" hace "caso omiso" de la orden.

"Infinity Lithium demuestra así el escaso, por no decir nulo interés, que manifiesta por el medio ambiente, alimentando una desconfianza absoluta sobre sus fantásticas propuestas de restauración una vez finalice la explotación minera, algo que confiamos que nunca ocurra", ha asegurado.

Cabe recordar que el 27 de mayo de 2019 la Consejería de Medio Ambiente de Extremadura resolvió el expediente sancionador a TEL por el que le obligaba a pagar una multa y a restaurar los caminos abiertos "de forma ilegal", apostilla.

Esta resolución se hace firme el 20 de noviembre del mismo año y es publicada en el DOE nº 228 de 26 noviembre, que ratifica la sanción impuesta.

De esta forma, al transcurrir más de dos meses desde el dictado de la última resolución y no interponer la empresa ningún procedimiento Contencioso-Administrativo ante los tribunales, "la Junta de Extremadura debe exigir la ejecución material de dicha resolución".

Por otro lado, Salvemos la Montaña también ha pedido al Ayuntamiento de Cáceres y en concreto al alcalde, Luis Salaya, que "retome los expedientes sancionadores abiertos hace más de dos años y los termine, imponiendo la multa a la que se apuntaba en el inicio de los mismos y la obligación de reponer el valle de Valdeflores a su estado inicial a los sondeos".

"Infinity Lithium no tiene concedido, actualmente, ningún permiso ni de investigación, ni de explotación por parte de la Junta de Extremadura, ya que los permisos de investigación de los expedientes administrativos han sido retrotraídos. Y la concesión de explotación derivada de 'Valdeflórez' fue declarada terminada por imposibilidad material de continuación". ha recalcado la plataforma.

Asimismo, ha recordado que el pasado mes de noviembre se interpusieron 35.000 alegaciones contra la mina por parte de la ciudadanía cacereña.

"Esto demuestra una vez más el rechazo social hacia este proyecto y hacia esta empresa, ya que si ni siquiera restaura y paga la escasa multa impuesta por parte de las administraciones extremeñas, cómo vamos a creer que después de la explotación va a restaurar ni recuperar nada", insiste en su nota.

A este respecto, ha recordado el "ejemplo claro" de Aguablanca, al sur de la región extremeña, donde se ha dejado el "inmenso cráter sin restaurar y totalmente abandonado, sin importarle a la empresa que cientos de familias se fueran al paro, cuando el precio del mineral bajó en los mercados bursátiles".

Finalmente, incide en que la empresa promotora de este proyecto minero necesita la autorización municipal y "por mucho que diga Bruselas, o quien sea, sin ella no hay mina", concluye.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.