arroces
  • |
Región Digital

La favela según “the Economist”

04 julio 2019

La favela según “the Economist”

Para alguien como tú o como yo parece increíble que el lugar donde vives no esté en el mapa, que nadie pueda ubicar tu negocio...

Para alguien como tú o como yo parece increíble que el lugar donde vives no esté en el mapa, que nadie pueda ubicar tu negocio, que no puedas recibir una simple carta porque no tienes asignado código postal o nombre de calle y que no puedas contratar servicios o buscar trabajo por falta de documentos oficiales debido a estas carencias. Pero parece que las cosas están cambiando pese al clima de violencia cada día peor, la esperanza viene de dentro, de los que allí viven y reclaman sus derechos y además trabajan duro por ellos.

Recientemente The Economist dedicó un artículo precisamente a este asunto y lo que yo he hecho es simplemente la traducción. Realmente es una fotografía muy interesante sobre la mayor favela carioca.

“Mientras  uno camina por la calle Teixeira Ribeiro, una avenida comercial en el Complejo de Maré, la favela más grande de Río de Janeiro, apenas se percata de los mercados de drogas al aire libre protegidos por adolescentes con AK-47. También hay tiendas de mascotas con peces exóticos, restaurantes con un mejor servicio que la mayoría de los “bistrós” de Copacabana y una peluquería inconformista con iluminación ambiental y decoración retro. Y ahora, por primera vez, fueron numerados. Un censo no oficial realizado por más de 100 residentes locales durante un período de seis años encontró que Maré incluye 660 bares, 307 salones de belleza, 138 supermercados, 69 tiendas de informática, 21 heladerías y 8 oficinas dentales. En total, 3.182 empresas legalizadas emplean a 9.371 personas

El censo fue organizado por dos ONG, Redes da Maré y Observatório de Favelas. A finales de este mes, publicarán un libro de 112 páginas sobre sus hallazgos. La idea es incluir una parte de la ciudad que hasta hace poco no estaba ubicada en el mapa. Aunque albergaba a unas 140,000 personas, casi lo mismo que el famoso barrio de Copacabana, este asentamiento informal era un lugar vacío en los mapas de Google y en la ciudad. Esta invisibilidad "hace que sea más fácil para el gobierno y la sociedad tratar a los habitantes de tugurios ya que no existen", dice Everton Pereira da Silva, uno de los enumeradores. Su abuelo se mudó a la favela en la década de 1960 desde el noreste de Brasil y trabajó en la red eléctrica; ahora está trabajando en su red informática.

 

El gobierno nacional también realiza un censo; el más reciente fue en 2010. Pero su investigación tenía solo unas pocas docenas de preguntas. El censo no oficial, encabezado por Dalcio Marinho, geógrafo, y Eliana Sousa Silva, fundadora de Redes, tenía mucho más e incluía al 93% de los residentes de Maré. Se esperaban algunos resultados. Alrededor del 26% de los residentes de Maré nacieron en el noreste de Brasil, el 62% se identificaron como negros o mestizos, y el 60% son del equipo de fútbol flamenco. Muchos de los preguntados pidieron al gobierno que se ocupe de los problemas que ha ignorado durante mucho tiempo; por ejemplo, el hecho de que haya muchos niños sin clases ha ayudado a convencer al ayuntamientopara que construya 25 escuelas nuevas.

Los datos creados por el mapeo fueron compartidos con Google, y ahora las calles y empresas de Maré están visibles en línea y registradas por la ciudad. En 2016, más de 530 nombres de calles ingresaron al registro oficial, la mayor colección de la historia. Sus residentes recibieron códigos postales que les permitieron crear cuentas bancarias y recibir cartas.

Los resultados aclaran cómo funciona la economía de la favela. Alrededor del 13% de las empresas cierran cada año, pero los propietarios de viviendas generalmente inician nuevas empresas. Maré no tiene bancos físicos, por lo que el capital inicial generalmente proviene del ahorro obtenido de los empleos en la economía formal; solo el 15% de los empresarios de la favela tienen alguna deuda. Las empresas que han quedado obsoletas en otros lugares prosperan. Getúlio Tolentino, quien administra una tienda de alquiler de DVD para aproximadamente 6,000 clientes, se beneficia del hecho de que el omnipresente Wi-Fi todavía es demasiado lento para la transmisión. (También tiene un negocio secundario, vender juguetes sexuales y ofrecer "lecciones eróticas").

 

Actualmente, se están llevando a cabo proyectos similares de mapeo en más de 200 de los 1,018 asentamientos informales de Río, que albergan al 23% de la población de la ciudad. La esperanza es que conduzcan a cambios similares. Pero mientras el conteo alienta al gobierno a prestar atención, solo esto no puede restaurar el orden. El 6 de mayo, los helicópteros de la policía comenzaron a disparar contra Maré justo cuando los niños salían de la escuela. En los primeros cuatro meses de este año, la policía en el estado mató a 558 personas. Una concejala de la ciudad, Marielle Franco, la primera persona elegida para el puesto de esta región, fue asesinada el año pasado.

 

En el Museo Maré, una institución humilde ubicada en una antigua fábrica de construcción naval, las exhibiciones muestran cómo la vida ha mejorado. Hay toboganes obarriles utilizados para transportar agua desde la cercana bahía de Guanabara. Actualmente, el 98% de los residentes tienen agua corriente. Cada año aumenta el número de personas que asisten a la universidad. "Pensamos que la violencia desaparecería tan pronto como tuviéramos acceso a la electricidad, agua y basura, pero nos equivocamos", dice Lourenço Cezar da Silva, directora del museo.”

Por cierto el artículo lo podéis consultar enhttps://www.economist.com/the-americas/2019/05/30/a-new-census-shows-how-a-brazilian-favela-really-works

Con este hermoso, triste y esperanzador relato os dejo hasta la semana que viene J

Sed felices.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.