quiron salud
  • |
Región Digital

La pandemia cambia los hábitos de consumo de los Españoles

Los consumidores se decantan, ahora más que nunca, por el ocio en casa y evitan comprar presencialmente.

01 diciembre 2020

La pandemia ha obligado a cambiar los planes y rutinas de la mayoría de los españoles. Muchas empresas han optado por el teletrabajo, y las restricciones han obligado a cerrar muchos negocios o a buscar nuevas vías para conseguir ingresos.  

 

Los consumidores siguen allí, pero la forma en que se entretienen, compran y planean sus actividades diarias es muy diferente a como era antes del inicio del estado de alarma. 

 

Como ejemplo, basta pensar en una persona que desea ponerse en forma. Antes consideraría pagar una membresía en un gimnasio; pero las dificultades de este tipo de locales para mantenerse abiertos han hecho que su cliente potencial se decante antes por buscar en la página de teletienda cintas de correr y hacer sus rutinas de entrenamiento en casa, que por ejercitarse en sus instalaciones. 

 

Eso hace pensar que es muy posible que el consumo en realidad no haya bajado, incluso puede que sea mayor. Siguiendo con el mismo ejemplo, la primera compra de esa persona puede llevarle a interesarse por otros productos de la misma página, que tal vez quiera añadir a su carrito; o a buscar más información sobre la teletienda y decida seguir comprando allí más adelante. De esta forma, el nuevo cliente acaba haciendo una compra mayor de la que tenía pensada en un primer momento, aunque puede que, a la larga, el gasto total invertido en mejorar su forma física sea menor. 

 

Pero, ¿ha llegado esta nueva tendencia para quedarse?

 

¿Por qué los españoles prefieren comprar por internet?

 

Casi la mitad de los españoles declara que desde el inicio de la pandemia compra mucho más online que antes. Este hecho no es extraño, ya que durante el confinamiento comprar físicamente en algunos establecimientos era imposible. 

 

Sin embargo, muchos consideran que esto ha sido solo un pequeño empujón al inicio de un proceso que se iba a dar de todas maneras.

 

La comodidad de hacerlo desde casa

 

Uno de los motivos principales por el que los consumidores prefieran evitar los establecimientos físicos tiene que ver con el miedo al virus, pero parece haber algunos factores más que favorecen sus preferencias. 

 

Por ejemplo, se sienten mucho más cómodos buscando y comparando los productos que les interesan desde una página o varias, que teniendo que hacer lo mismo tienda por tienda.

 

Algunos también prefieren la comodidad de su hogar para probarse zapatos y ropa, en lugar del estrés que les supone hacerlo en un probador o rodeados de extraños en una tienda. 

 

Finalmente, un alto porcentaje se beneficia de mayores descuentos, gracias a las promociones constantes y los avisos de rebaja por e-mail o grupos de compra online.

 

Por tanto, es muy posible que quienes todavía no se habían animado por motivos de desconfianza o miedo a las nuevas tecnologías, lo hayan hecho obligados por la situación. Y si su experiencia ha sido satisfactoria es muy probable que sus hábitos de compra cambien para siempre. 

 

La desmaterialización del consumo

 

No hay que dejar de lado que actualmente muchos productos que tienen gran éxito en el mercado ni siquiera son productos físicos. 

 

Algunos ejemplos son las suscripciones a plataformas de streaming, como Netflix o HBO; los videojuegos que se venden en lugares como Steam; las apps de pago; las clases virtuales o los micro-pagos en juegos online

 

Tal vez es demasiado pronto para decir si la mayoría de quienes han recurrido a todos ellos seguirán haciéndolo una vez se termine la crisis de Covid-19; pero sin duda las empresas que ofrecen estos servicios han salido muy reforzadas de esta situación. 

 

¿Se consume más que antes?

 

Algunos estudios señalan que cambiar el dinero en efectivo por la tarjeta de crédito o débito incrementa el gasto medio por compra. Así mismo, muchas empresas que venden online ofrecen gastos de envío gratuitos a partir de un importe determinado. Sin embargo, esto no tiene porque significar mayor gasto, sino uno más concentrado en el tiempo.

 

Es difícil saber con exactitud si en realidad se está consumiendo más o menos, lo que es seguro es que la libertad del consumidor a la hora de elegir y comparar productos es mucho mayor. Es posible que se consuma más, pero también mejor y más racionalmente

 

¿Perjudica a la economía el comercio online?

 

Por el momento es difícil dar una respuesta que no peque de simplista en este asunto. Sin embargo, muchos análisis señalan únicamente el cierre de negocios físicos, pero no hablan de los que se están generando gracias al e-commerce, ni de las empresas que simplemente están cambiando radicalmente su forma de hacer las cosas

 

Será necesario estudiar en el futuro aquellos datos que expliquen si, una vez superada la actual situación de cambios extremos, estos puestos de trabajo se han transformado o no en otros nuevos, pero con diferentes requerimientos; y si lo hacen en el mismo sector o en otros diferentes. 

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.