the geco
  • |
Región Digital

El canapé, el mueble para dormir y almacenar

Canapé, canapé abatible, arcón o canapé con cajones, los llaman de muchas formas, pero siempre se hace referencia al mismo tipo de mueble.

13 octubre 2020

En el dormitorio se busca la máxima comodidad para el descanso, pero si además se optimizan los espacios con el mobiliario, mucho mejor. El canapé es el mueble que combina a la perfección estos dos conceptos.

Canapé, canapé abatible, arcón o canapé con cajones, los llaman de muchas formas, pero siempre se hace referencia al mismo tipo de mueble; un soporte para el colchón, pero que lleva incorporado un espacio extra en su interior para dedicarlo a guardar o almacenar lo que se quiera (ropas y objetos).

En la actualidad, es uno de los muebles más demandados para los dormitorios. 3 de 8 habitaciones cuentan ya con un canapé abatible para soporte del colchón, un número que no deja de aumentar cada año. Estos son algunos de los elementos que hay que tener en cuenta a la hora de elegir este tipo de arcones para el descanso.

Elegir un canapé, puntos a considerar

Para elegir con acierto uno de estos “armarios tumbados” hay que considerar, en primer lugar, su ubicación en la habitación. Según este factor, se decidirá por uno abatible, es decir, aquellos cuya tapa se levanta desde los pies para las camas que ocupan el centro de la estancia. Como norma general, estos son los que se utilizan en los dormitorios de la pareja.

Por otro lado, se encuentran los canapés con cajones y los de apertura lateral, que son los utilizados para camas más pequeñas y que van pegadas a la pared. En ambos casos, la cantidad de cosas que se pueden almacenar vendrá dada por la altura lateral del arcón y por su profundidad, que será lo que determine su capacidad útil.

Los canapés abatibles son los más comunes, encontrándose un buena representación de ellos en la página web de Topdormitorios, la tienda online de referencia nacional y a la que se puede acceder haciendo clic en este enlace que se acaba de dejar referenciado.

La superficie del canapé

La parte donde se va a depositar el colchón es, por regla general, una tabla rígida, una plancha de madera que suele ir tapizada de diferentes formas, dibujos, materiales y texturas para ir en consonancia con la decoración o el gusto de los propietarios.

En la actualidad, también se encuentran algunos diseños más innovadores, que en lugar de esta plataforma homogénea introducen un base de láminas, al igual que un somier tradicional. Esto hace que se adapte mejor a los movimientos que los durmientes realizan durante la noche. Así mismo, un canapé con la tapa de láminas ofrece una ventaja en relación a la transpiración, ya que el colchón puede respirar mejor.

Esta es la principal desventaja de un canapé tradicional, su baja transpirabilidad. Los últimos diseños abren más posibilidades en este sentido y pueden encontrarse estas tapas rígidas con microperforaciones e incluso totalmente rígidas, pero tapizadas en una malla en 3 D. Ambos casos facilitan la respiración del colchón y también evitan que se concentre la humedad en su interior o en el arcón.

El material de la estructura

El material del que esté construida la estructura debería ser el aspecto más importante a la hora de elegir un canapé, por encima del aspecto estético que presente. Esta debe ser lo suficientemente sólida para que sostenga el peso del o de los durmientes, que no ceda, ni se rompa ni se deforme, y además sea resistente al paso del tiempo.

Es aconsejable que el interior se encuentre reforzado para que soporte bien el desgaste por el uso. Los materiales más adecuados para esto son el aglomerado, la madera de gran resistencia y el acero. 

En dependencia de su material, el canapé pesará más o menos. En este sentido, cuanto más pese, más seguridad y estabilidad ofrecerá, por lo que será mucho mejor.

Complementos de un canapé

Entre los complementos que debe llevar cualquier canapé es importante prestar atención al sistema de apertura. El pistón encargado de abrir la tapa debe ser seguro, que no ceda ante peso del colchón cuando este esté abierto ni tampoco abra de golpe y ofrezca riesgo da dañar a la persona que lo manipula. El más recomendable, en cualquier caso, es el que soporte el peso de manera más exacta y funcione a gas.

Los cajones en su interior, si los tiene, deben ser cómodos en su manipulación y que permita fácilmente organizar todo el espacio. En algunos casos no habrá divisorios, sino que se presentará totalmente diáfano.

Por otro lado, muchos son los que piensan que al estar siempre cerrado puede llegar a acumular demasiado polvo en su interior. Pero, esto no es en absoluto cierto, ya que los canapés actuales vienen cerrados al exterior con tejidos especiales que impiden el paso del polvo. Alguno de ello, llevan burletes de silicona para asegurar aún más que el polvo no pasa a su interior. Esto se convierte en una ventaja de especial interés para aquellas personas que sufren de algún tipo de alergia.

Poe último, la varilla de sujeción que irá en la parte opuesta al lugar por donde se abre, es también, muy recomendable, ya que con ella se logra que el colchón no se deslice hasta la pared o salga del canapé. Aporta seguridad y comodidad al mantener el colchón en su lugar.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.