the geco
  • |
Región Digital

Fedea: Casi 27,8% de población ocupada en Extremadura tiene capacidad para teletrabajar

El porcentaje nacional llega hasta el 32,5 por ciento de la población ocupada pero, hay diferencias notables dependiendo del sector

19 mayo 2020

Ep

El 27,8 por ciento de la población ocupada en Extremadura sería población con capacidad potencial para teletrabajar, según un estudio realizado por Fedea sobre teletrabajo, acceso a Internet y apoyo a la digitalización en el contexto del coronavirus.

Asimismo, Fedea apunta que el porcentaje nacional llega hasta el 32,5 por ciento de la población ocupada, aunque, no obstante, apunta que existen diferencias notables en el potencial para teletrabajar dependiendo de los sectores de actividad.

Así, los sectores primarios o la construcción son los que tiene menos potencial, mientras que en los sectores de servicios es más elevado, alcanzando casi el 50 por ciento en la Administración Pública, educación y actividades sanitarias.

En comparación con otros países, el potencial de España para teletrabajar del 32,5 por ciento está por debajo del valor medio estimado para Alemania, que ronda el 42 por ciento, o de Estados Unidos (37%).

Fedea explica que este potencial se aleja "muy considerablemente" del porcentaje de españoles que ahora teletrabaja. De hecho, ha remarcado que aunque no se hubiera alcanzado este nivel ni siquiera en el contexto de la pandemia, sí que es esperable que se haya incrementado muy considerablemente.

Por comunidades autónomas, el potencial oscila entre los valores mínimos del 27,8 por ciento de Extremadura y del 28 por ciento de Castilla-La Mancha y el valor máximo de potencial del teletrabajo del 38,6 por ciento de la Comunidad de Madrid.

Para conocer este uso potencial, Fedea ha evaluado mediante un indicador de la facilidad para teletrabajar construido a partir de la estructura del empleo por ocupaciones y de la facilidad con la que estas se prestan al trabajo a distancia.

Fedea también apunta que en muchas ocasiones la posibilidad de realizar trabajos desde el hogar ha permitido el mantenimiento de la situación laboral, fundamentalmente evitando el uso de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs).

Por otro lado, ha calculado un indicador regional del efecto laboral de la crisis del coronavirus, definido como la suma del incremento del paro registrado en abril respecto al existente en febrero, más los afectados por ERTEs a 30 de abril, en relación con los ocupados de cada comunidad en el último trimestre de 2019.

Fedea ha constatado que, con los datos existentes hasta el momento y con el grado de agregación utilizado, no se aprecia una relación evidente entre el impacto de la crisis en términos de destrucción de empleo y el potencial para teletrabajar.

Además, ha remarcado que existe también interés consciente por analizar la relación entre el teletrabajo y los salarios y señala que, según algunos estudios, la crisis por el coronavirus puede afectar más a las regiones con menor nivel de renta, ya que son las que tienen un menor porcentaje de trabajadores que pueden teletrabajar.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.