the geco
  • |
Región Digital

resalta la importaEl presupuesto total para habilitar este regadío asciende a 250 millones de euros y, en breve, se procederá a tramitar la información pública de la evaluación de impacto ambiental y la concesión de agua con la Confederación Hidrográfica

El presupuesto total para habilitar el regadío en Tierra de Barros es de 250 millones

García Bernal resalta la importancia de este proyecto por el gran impacto económico y social que supondrá para la región y para el sector agroalimentario.

17 noviembre 2020 | Publicado : 12:11 (17/11/2020) | Actualizado: 17:23 (17/11/2020)

El presupuesto total para habilitar el regadío en Tierra de Barros asciende a 250 millones de euros y, "en breve", se procederá a tramitar la información pública de la evaluación de impacto ambiental, así como la concesión de agua con la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG).

Así lo ha anunciado este martes la consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, Begoña García Bernal, durante una rueda de prensa celebrada en Mérida, en la que ha destacado la "gran importancia" que tendrá el regadío en Tierra de Barros para Extremadura, así como el "gran impacto económico y social" que supondrá para la región.

Acompañada por el secretario general de Población y Desarrollo Rural, Manuel Mejías Tapia, y el presidente de la Comunidad de Regantes de Tierra de Barros, Isidro Hurtado, la titular extremeña de Agricultura ha subrayado que este regadío constituirá un "valor potencial" para el sector agroalimentario de la región, además de ser "una buena herramienta para combatir la despoblación".

Al mismo tiempo, según sus palabras, entrañará una importante fuente de ingresos económicos. Y es que, "desde el minuto cero la Junta ha creído y luchado por hacer realidad este proyecto, cuya declaración de interés ya figura en el borrador de las cuentas estatales", ha explicado.

Además, García Bernal ha agradecido a la comunidad de regantes y en especial a su presidente la colaboración para seguir avanzando y que el proyecto al fin “vaya a ser una realidad”.

“No existe ninguna actuación semejante en la historia reciente de Extremadura, ni mejor plan de empleo rural, ni mejor programa de fijación de la población rural”, como la transformación en regadío de 15.170 hectáreas en Tierra de Barros, lo que asegurará el futuro de muchas explotaciones, cultivos y empresas, ha apostillado.

Se trata, a su entender, de un regadío que "impulsará la cohesión social y territorial, que se adapta a los embates del cambio climático, que es necesario para la supervivencia de los cultivos de olivares y vides sembrados, y que marcará un antes y un después en la comarca y en la agroalimentación extremeña".

RESPETO AL PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO

Por su parte, el secretario general de Población y Desarrollo Rural, Manuel Mejías Tapia, ha señalado que este proyecto está basado en criterios medioambientales; además, se han seguido otros criterios, como el respeto al patrimonio arqueológico, la seguridad de las balsas o la fiabilidad en el funcionamiento hidráulico.

Asimismo, según sus palabras, se ha optado por la energía fotovoltaica, que incrementa la inversión inicial, pero disminuye los costes de explotación, de modo que “pesa más el coste de optimización que el coste mínimo”.

En esta línea, el presidente de la Comunidad de Regantes de Tierra de Barros, Isidro Hurtado, ha recordado que ha sido un proyecto en el que se ha trabajo intensamente y que ha tenido unas mejoras importantes, “desde que empezamos hace cuatro o cinco años con el proyecto básico hasta el que presentamos hoy”.

A su vez, ha destacado también la “ilusión y confianza en que salga adelante un proyecto que no tiene marcha atrás”, y que es una “buena noticia” el que al final se haya conseguido que se abra la puerta a que el Gobierno central entre a formar parte de este proyecto.

PROYECTO DE INFRAESTRUCTURAS ESENCIALES

En cuanto a los principales datos de este nuevo regadío, se habilitarán 6.586 parcelas en los municipios de Almendralejo, Alange, Aceuchal, Villafranca de los Barros, Villalba de los Barros, Ribera del Fresno, Solana de los Barros, Torremejía, La Zarza, Fuente del Maestre, Mérida y Villagonzalo, que se verán beneficiados en este proyecto.

Según ha detallado la consejera, se contará con una dotación de 2.765 metros cúbicos de agua por hectárea al año, a través de riego de apoyo con sistema por goteo, destinando el 63,4 por ciento a las viñas, el 36,2 por ciento a olivares y el 0,4 por ciento restante a otros cultivos.

Se abastecerá de los embalses de Alange y Villalba. El sistema de riego será por demanda ordenada, bajo petición previa del regante a la comunidad de regantes, que establecerá el horario de riego.

Para ello, según precisa el Ejecutivo regional, el sistema consta de dos captaciones de aguas superficiales con sus respectivas estaciones de bombeo, una en Alange y otra en Villalba; así como una serie de conducciones de impulsión y conducciones principales de los recursos hídricos entre algunas de las poblaciones.

Además, se establecen 17 sectores de riego y las 3 balsas de regulación incluidas en el proyecto disponen de una capacidad de almacenamiento de 14 hectómetros cúbicos. Dispondrá de una planta fotovoltaica, que producirá 11,4 megavatios y ocupará más de 32 hectáreas.

Finalmente, el 65 por ciento de la energía necesaria para este regadío se aportará desde la planta con energía renovable, lo que supondrá un ahorro de coste energético estimado en el 79 por ciento, es decir, 44 millones de euros en 25 años.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.